Ciclismo en pista

La primera carrera en pista se considera los Seis Días de Londres creados en 1878.

Es una modalidad del ciclismo caracterizada por disputarse en un velódromo con bicicletas para sprints.

El eje conocido como pedalier de las bicicletas de pista, suele estar situado más alto que en las carretera, para evitar que los pedales no golpeen la superficie de la pista.

Hay otra gran diferencia entre las bicicletas de pista, con las de ruta y es que las de pista no tienen frenos ni cambios, tienen piñon fijo, es decir, los pedales se seguirán moviendo hasta que se detenga la rueda, similar las ciclas de spinning, logrando frenar aplicando ligeramente un poco de fuerza para el lado contrario del pedaleo.

Las principales pruebas son: Velocidad individual, Velocidad por equipos, Kilometro contrarreloj, Persecución Individual, Persecución por Equipos, Carrera por puntos, Keirin, Scrtach, Omniun, La Carrera de los seis días, Madison o Americana.