Ahora comienza el verdadero Tour

Con la aparición de los Pirineos, la alta montaña llega hoy al Tour de Francia, un día después de la primera jornada de descanso. Y para los ciclistas colombianos es el inicio de su verdadera carrera.

Desde ahora todas las etapas tendrán ascenso, aunque solamente cinco terminarán en el terreno preferido de los escarabajos.

La fracción de hoy será corta, sobre 167 kilómetros, con salida en Tarbes y llegada en el Col de Soudet, un puerto de categoría especial en el que seguramente los principales candidatos al título final librarán su primera gran batalla.

A la expectativa estará el líder, el británico Chris Froome, quien está en una inmejorable posición, vestido de amarillo y con ventaja considerable sobre sus más peligrosos rivales en el papel, el español Alberto Contador, el colombiano Nairo Quintana y el italiano Vincenzo Nibali.

El ascenso final de la jornada, que nunca ha sido meta del Tour, tiene sus porcentajes más elevados, del 10% en promedio, en la primera parte, mientras que los tres últimos kilómetros son más tendidos.

“Estamos en buenas condiciones. El equipo está completo, con un par de caídas pero sin complicaciones mayores, y rindiendo muy bien, como se vio en la crono. Pienso que en los Pirineos, junto con Alejandro Valverde y todos ellos, los compañeros del Movistar, tendremos la oportunidad de poner la carrera a nuestro favor”, señaló ayer Nairo en una improvisada rueda de prensa.

Rigoberto Urán, del Etixx-Quick Step, con quien pocos cuentan a pesar de estar bien ubicado en la general, aseguró que “el podio es complicado, pero no imposible. Quiero ir día a día. Mis sensaciones son muy buenas, pasar la primera semana era lo más importante, por lo que todo lo que venga será un extra. Obviamente estoy mucho mejor que en el Giro, en donde estaba enfermo”. Los otros colombianos, Jarlinson Pantano, Julián Arredondo, José Serpa y Winner Anacona, también aprovecharon ayer para descansar y encarar con todo la parte definitiva de la prueba.