Alaphilippe ganó la penúltima etapa de la Tirreno-Adriático, Yates se perfila para el título

El corredor francés del Quick-Step atacó a falta de 300 metros y le quitó la posibilidad a Fernando Gaviria y a los demás embaladores de pelear la jornada. Este martes la ronda italiana finalizará con una contrarreloj.

EFE

El francés Julian Alaphilippe (Quick-Step) ganó este lunes al esprint la sexta etapa de la Tirreno-Adriático, en la que el británico Adam Yates (Mitchelton-Scott) mantuvo el maillot azul de líder de la general, a la espera de la contrarreloj final de este martes.

Alaphilippe, reciente ganador de la Strade Bianche, sumó su segunda victoria de etapa en esta Tirreno-Adriático y batió este lunes a los italianos Davide Cimolai (Israel Cycling) y Elia Viviani (Quick-Step) al cruzar la línea de meta con un tiempo de 4 horas, 42 minutos y 12 segundos, en una jornada de 195 kilómetros, entre Matelica y Jesi.

Los equilibrios en el podio de la general permanecieron sin variaciones este lunes, con Yates con 25 segundos de ventaja sobre el esloveno Primoz Roglic (Lotto-Visma) y 35 respecto al danés Jakob Fuglsang (Astana).

Siete corredores, entre ellos el español José Rojas (Movistar) y el colombiano Dayer Quintana (Neri Sottoli), atacaron tras apenas tres kilómetros y trataron de escaparse, aunque el pelotón siempre controló su ritmo y no les permitió hacerse con un margen de más de tres minutos.

El eslovaco Peter Sagan (Bora Hansgrohe), Viviani y el colombiano Fernando Gaviria (UAE), que ya habían sido protagonistas en la tercera etapa con un esprint final en Foligno finalmente ganado por el italiano, estuvieron en el centro del grupo sin aumentar el ritmo, a la espera de que llegara el momento adecuado para atacar.

Junto a ellos también estaban Yates, Roglic y Fuglsang, atentos a no separarse para no perjudicar su situación en la general.

Rojas y Davide Ballerini (Astana) fueron los que más aguantaron al frente y llegaron con un minuto de ventaja sobre el grupo al circuito de Jesi, de 12,8 kilómetros, que recorrieron dos veces.

Los ciclistas llegaron este lunes a una ciudad de la región Marche que es un gran centro deportivo italiano, tanto para la esgrima (23 medallas olímpicas llegaron de tiradores nacidos en Jesi) como para el fútbol, con Roberto Mancini, exjugador y actual seleccionador de Italia.

Empezó a apretar el pelotón al comienzo de la última vuelta, en una carrera que todavía permanecía completamente abierta y que se complicó además por la lluvia que empezó a caer y que aumentó el riesgo de resbalarse en las curvas.

Rojas y Ballerini pedaleaban a más de 60 kilómetros por hora pese a que estuvieron escapados más de 180 kilómetros, pero su ventaja se acabó a falta de 3.000 metros para la línea de meta, cuando el pelotón frustró su esfuerzo.

Estaban los principales favoritos, con Sagan o Gaviria incluidos, pero fue Alaphilippe quien logró sorprender a todos, al atacar a 300 metros junto a su compañero Viviani y cruzar la línea de meta por delante de Cimolai.

Viviani acabó tercero, mientras que el argentino Maximiliano Richeze (Quick-Step) concluyó en sexta posición.

La Tirreno-Adriático concluirá este martes con una contrarreloj individual de 10 kilómetros y 50 metros, con salida y llegada en San Benedetto del Tronto. Allí se elegirá el sucesor del polaco Michal Kwiatkowski como "Rey de los dos mares".

Yates, con maillot azul desde hace cinco días, sale como favorito, al sumar 25 segundos de ventaja sobre Roglic y 35 sobre Fuglsang, aunque el esloveno del equipo Lotto Visma es potencialmente superior al británico en las pruebas contrarreloj.

845575

2019-03-18T11:09:10-05:00

article

2019-03-18T11:11:18-05:00

practicanteweb_250636

none

AFP

Ciclismo

Alaphilippe ganó la penúltima etapa de la Tirreno-Adriático, Yates se perfila para el título

96

3560

3656

 

últimas noticias