Alberto Contador saltó la pierna de un compañero para evitar una caída en la Vuelta

El pedalista español se mantiene en la decimotercera posición en la clasificación general de la ronda ibérica.

Alberto Contador durante la quinta etapa del Tour. Foto: AFP

Dos caídas en el Tour y un golpe de fiebre evitaron que Alberto Contador terminara el Tour de Francia. A esta Vuelta a España llegó recuperado de esos golpes, pero los accidentes parecen acecharlo o, por lo menos, están cerca de él. En la segunda etapa, estuvo cerca en las dos caídas que se produjeron en últimos kilómetros, que tuvieron como perjudicados a Sergey Lagutin y a Ryan Anderson y este miércoles logró evitar terminar en el suelo gracias a que saltó la pierna de un compañero.

“Por suerte no me he visto involucrado en la caída. Se produjo por delante de mí y tuve que saltar por encima de la pierna de un ciclista. Me he librado, pero se ha caído mi compañero Kiserlovski. Cruzo los dedos para que no le haya pasado nada”, dijo el español, quien es uno de los candidatos para ganar la edición 71 de la Vuelta.

Contador, decimotercero en la general a 1:53 del líder, el colombiano Darwin Atapuma, explicó las razones por las que se producen los accidentes de última hora. “Estos finales son peligrosos porque todos quieren esprintar y hay nervios. Para mí, ha sido relativamente sencillo, ya que el final picaba para arriba”, dijo.

El madrileño comentó que su equipo tiró en los últimos kilómetros con el italiano Bennatti “para evitar riesgos, pero solo por eso, ya que nosotros luchamos por la general”. Dejó claro el ciclista de Pinto que en la Vuelta “no hay etapas de transición porque aquí se lucha por cada segundo como si fuera un minuto”.

Y sobre su aptitud para defender sus opciones en la general, Contador no tiene dudas. “Por supuesto que no doy nada por perdido. Las diferencias son grandes con los rivales, pero queda mucha Vuelta y seguimos en la pelea”, concluyó.