Argiro Ospina se impuso en la séptima etapa del Clásico RCN

No obstante, Óscar Sevilla continúa liderando la clasificación general de la carrera.

Argiro Ospina, ciclista del equipo Aguardiente Antioqueño.
Argiro Ospina, ciclista del equipo Aguardiente Antioqueño.Tomada de Fedeciclismo

El antioqueño Argiro Ospina (Aguardiente Antioqueño) se impuso este viernes en la séptima etapa del Clásico RCN-Claro disputada entre Girardot y Madrid sobre una distancia de 194 kilómetros. Ospina cimentó su victoria en el ascenso al puerto de Mondoñedo y alzó los brazos en cercanías de la capital del país mientras que el español Óscar Sevilla entró en grupo con la parta alta de la general y mantuvo la camiseta de líder en su poder.

Nueva etapa convidada de piedra en el resultado de este Clásico RCN que apunta a tener su definición en la crono de Tunja. La jornada que partió de Girardot tuvo a Jorge ‘El Piyuyo’ Martínez (Supergiros-Redetrans), provocando una escapada de cinco corredores que incluyó además a Giovanny Chacón (GW-Shimano), Mauricio Ortega (Epm-Une), Remberto Jaramillo (Coltejer-Alcaldía de Manizales-Specialized), y Julián Rodas (Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín).

El quinteto no contaba ya para la general y el lote les entregó boleta de salida para que dominaran gran parte de la etapa. Los cinco hombres se dedicaron entonces a repartirse metas volantes antes de encarar el ascenso a Bogotá donde el único que consiguió mantener la punta fue el campeón del 2009 Mauricio Ortega, ya hundido en la general.

El lote lo sacudió entonces el risaraldense Diego Calderón (Colombia-Claro) que saltó en pos de Ortega. La dupla se presentaba en punta de carrera al largo ascenso al PM Fuera de Categoría en Mondoñedo mientras que el grupo de Sevilla se seleccionaba por completo con toda la parte alta de la general.

Alex Cano intentaba moverse pero ni Sevilla ni su escuadra Formesán lo perdían de vista por si quiera un segundo. Mondoñedo terminaba con victoria para Álvaro Gómez (Néctar de Cundinamarca) que encabezaba el grupo donde Sevilla y Cano no conseguían hacerse daño.

Aún restaban 25 kilómetros hasta Madrid y el grupo puntero empezaba a desangrarse hasta quedarse con solo 10 unidades que a un ritmo escalofriante se dirigía al final de etapa. Era el momento preciso para brillar entre los grandes y eso lo entendía a la perfección Argiro Ospina que con una clase impresionante para un corredor de solo 21 años se desprendía y del grupo del líder y se tragaba los últimos 10 kilómetros en solitario para quedarse con la etapa y confirmarse como la gran revelación de esta edición del duelo de titanes.

Sevilla y Cano volvían a terminar una etapa estampillados uno al otro en un grupo que comandaba Oscar Sánchez, otro joven corredor de gran Clásico y promisorio futuro. Este sábado penúltima jornada de un Clásico RCN que parece haberse definido en la etapa que llegó a Santa Rosa pero que con seguridad aún tiene muchas emociones para dar y un campeón para coronar el domingo en Tunja.

El octavo capítulo del duelo de titanes se disputará entre Zipaquirá y Tunja sobre 163.6 kilómetros. Ascenso a los puertos de: Tierra Negra (Km 18.1, 2da Categoría), Alto de Samacá (Km. 139, 1era Categoría) y Alto de Cucaita (Km 150, 1era Categoría) para cerrar la montaña del duelo de titanes 2012.

 

últimas noticias