Mark Cavendish ganó etapa 12 de Vuelta a España

El mejor de los colombianos fue Rigoberto Urán, quien arribó en el puesto 35.

El corredor británico Mark Cavendish (HTC-Columbia) ganó al 'sprint' la duodécima etapa de la Vuelta a España de ciclismo, este jueves, entre Andorra y Lérida (159 km), y tras la que el español Igor Antón conservó el maillot rojo de líder de la clasificación general.

Rigoberto Urán se mantiene como el mejor de los colombianos, al arribar en el puesto 35, pero con el mismo tiempo de Cavandish, lo cual lo deja ahora en el octavo lugar de la clasificación general, a 2'13'' de Antón.

Mauricio Ardila, el otro colombiano en competición, llegó en el puesto 136, a 30", y es 121 en la general, a 1h 44'44'' del líder de la carrera.

La general no sufre cambios en su primeros puestos y sigue comandada por el español Igor Antón (Euskaltel Euskadi), seguido del italiano Vicenzo Nibaldi (Liquigas) a 45 segundos y el también español Xavier Tondo (Cervelo) a un minuto y 4 segundos.

Una etapa propicia para los esprinters, que debían aprovechar para jugar sus bazas ante la inminencia de la montaña cantábrica. Los equipos de los velocistas se pasaron el día persiguiendo a los 9 corredores que saltaron del gran grupo en el kilómetro 8.

Entre ellos amplia representación del Xacobeo, con tres hombres Veloso, Gustavo Rodríguez y David García, además de Piedra (Andalucía), Bak (HTC-Columbia), Eichler (Milram), Kadri (AG2R), Quemeneur (Bouygues) y Marzano (Lampre).

Los equipos de los esprinters nunca permitieron que el retraso pasara de los 3 minutos. El Footon Servetto del portugués Manuel Cardoso y el Quick Step del belga Wouter Weylandt imprimieron un ritmo muy elevado, imposible de soportar por los 9 fugados, que claudicaron a 23 kilómetros de la capital ilerdense.

Empezó la otra etapa, la definitiva, con el grupo rodando estirado. El Garmin de Tylar Farrar mostraba sus cartas en cabeza, tirando a bloque. Momentos de descontrol con el Euskaltel atento para evitar sorpresas.

Cavendish hizo buenos los pronósticos y se llevó la victoria en una llegada masiva en la que su compañero Goss le hizo un magnífico trabajo, pues lo lanzó perfectamente a la salida de una curva a pocos metros de la línea de meta.

El británico es uno de los pocos corredores en activo que sabe lo que es ganar una etapa en las tres grandes: Tour, Giro y Vuelta.

El viernes se disputa la decimotercera etapa, entre Rincón de Soto y Burgos, de 196 kilómetros, otra oportunidad para los esprinters.

 

últimas noticias