Así llegó Brayan, el hermano de Esteban Chaves, al Mitchelton-Scott

El ciclista de 20 años competirá en 2018 con el equipo de Esteban Chaves, pero en la categoría Sub-23.

Brayan Chaves, hermano de Esteban Chaves.El Espectador

Jairo, el papá de los Chaves se siente realizado. De niño su sueño fue ser ciclista pero no encontró en sus padres el apoyo para dedicarse al deporte. Así que desde que Esteban estaba a meses de nacer, él le dijo a su esposa Carolina que vendría un deportista. Cuando Esteban nació, desde sus primeros años, Jairo se encargó de enamorarlo del deporte, luego del ciclismo. Siete años después nació Brayan y el ciclismo en la familia era prácticamente la única opción. Que ver carreras de ciclismo, que leer revistas especializadas, que ir a lugares de Colombia a ver correr a Esteban.  Jairo lo logró: sus dos hijos se contagiaron de su pasión. Ahora Esteban tiene 27 años y es uno de los mejores ciclistas del mundo. Brayan, con 20, correrá en 2018 en un equipo continental, el filial del Orica – Scott.

Y aunque pareciera que la llegada de Brayan a este equipo se dio gracias a la recomendación de Esteban, nada de eso es cierto. El menor de los Chaves simplemente supo estar en el lugar y en el momento indicado. En una etapa en la que Esteban vino a prepararse a Colombia, el equipo australiano envió a un entrenador para que guiara el proceso de entrenamiento. Como Brayan también montaba bicicleta, este entrenador lo invitó a que se uniera a las jornadas de entrenamiento por carreteras cercanas a Bogotá.

Brayan, que ya integraba el equipo EPM, lo hacía con la intención de sumarle kilómetros a sus piernas que le sirvieran para rendir mejor en las carreras. Si salía junto a su hermano y el entrenador no era pensando en ir a correr al equipo australiano. Sin embargo, en esos recorridos vieron su potencial y por eso el emisario del equipo australiano le dijo que le iba a hacer un seguimiento. Miraría cómo se comportaba su cuerpo, cuántos vatios movía, su proceder cardiaco y su capacidad pulmonar.  

Después de unos meses, y tras ver que había potencial en Brayan, lo invitaron a unas competencias en Europa. En las dos terminó dentro del Top 15 y esto fue lo que terminó convenciendo al equipo australiano para ficharlo. “Por la edad y el proceso, lo ideal no era llevarlo al mismo Orica – Scott de Esteban, sino darle primero una temporada con el equipo Sub 23”, asegura Jairo, el papá de los Chaves.

Desde enero deberá viajar a Italia para unirse a la pretemporada del Mitchelton-Scott. La mayoría de carreras del calendario son en Europa y Asia. Son cerca de 50 carreras las que integran el calendario de esta categoría del ciclismo mundial. Un buen escalón para que Brayan comience a escribir su historia y pase a ser reconocido como Brayan Chaves y no como el hermano de Esteban.

Las diferencias de los Chaves

Brayan es de esos ciclistas que se defiende bien en todos los terrenos, pero no es especialista en ninguno. A comparación de Esteban, en la montaña no le rinde tanto, sin embargo, tiene potencial para hacer buenas cronos, una falencia de su hermano mayor.  En cuanto a la forma de ser, Brayan es más extrovertido, le gusta hablar mucho y hace amigos fácilmente.  “Son muy unidos, muy parceros. Esteban siente que lo debe proteger y por eso todo el tiempo está pendiente de ayudarlo. Para Esteban, su hermano es la mitad de su alma. Son confidentes, hablan y se cuentan todo”, asegura Jairo.

Una de las grandes preocupaciones del padre de los Chaves es que a Brayan todo el tiempo se le está comparando con su hermano y eso no es fácil de manejar para él. “Le hemos inculcado que no se compare porque Esteban le lleva 7 años de ventaja. Tiene que hacer lo suyo. Es entendible porque él no quiere ser el hermano de Esteban sino hacer su propio nombre en el ciclismo mundial. Como padres, tenemos que trabajar mucho eso porque cuando no le va bien llega a dudar que no va a ser tan bueno como su hermano”.