¡Berracos escarabajos!

Los ciclistas colombianos lograron el título de la Ruta del Sur y la Vuelta a Suiza. En la prueba helvética también brillaron Jarlinson Pantano y Darwin Atapuma, mientras que en Eslovenia quien se lució fue el juvenil cundinamarqués Egan Bernal.

Nairo Quintana consiguió su décimo tercer título como profesional. / Movistar

Ayer fue un día histórico para el ciclismo colombiano. Por primera vez dos de nuestros ciclistas se coronan simultáneamente campeones de carreras en Europa. El boyacense Nairo Quintana, del equipo Movistar, logró el título de la Ruta del Sur, en Francia; y su paisano Miguel Ángel López, del Astana, subió a lo más alto del podio en la Vuelta a Suiza, en la que además el vallecaucano Jarlinson Pantano, del IAM Cycling, cerró con broche de oro al ganar la última etapa.

La de este domingo fue la tercera victoria de Nairo en la temporada 2016, en la que su gran objetivo es ganar el Tour de Francia, del 2 al 24 de julio. Este año, Naironman lleva cinco podios en igual número de pruebas por etapas. Quedó tercero en el Tour de San Luis, en Argentina, y en la Vuelta a País Vasco. Y fue campeón de la Vuelta a Cataluña, el Tour de Romandía y ahora la Ruta del Sur, que había conquistado también en 2012. Nairo llegó a 13 títulos como ciclista profesional, entre ellos el Tour de L’Avenir de 2010 y el Giro de Italia de 2014.

“El equipo estuvo muy bien todos los días. Es una victoria muy importante para mí, porque es la última carrera antes del Tour. Estoy en buena forma luego de una ardua preparación en Colombia. He mejorado mucho en la contrarreloj y me he adaptado bien a la nueva bicicleta. Todo el trabajo que he realizado se está viendo reflejado”, señaló Quintana, de 26 años de edad, dos veces subcampeón del Tour de Francia (2013 y 2015), y cuarto en la Vuelta a España el año pasado.

López estrenó su palmarés

A sus 22 años, Miguel Ángel López, que había ganado el Tour de L’Avenir en 2011, estrenó su palmarés en el Pro Tour, la categoría élite del ciclismo mundial, al coronarse campeón de la Vuelta a Suiza.

El colombiano asumió el liderato el sábado, luego de la cronoescalada, y ayer terminó cuarto en la última etapa, de solamente 57 kilómetros, pues fue recortada debido a las malas condiciones climáticas. La fracción fue ganada en el embalaje por Jarlinson Pantano.

Con un tiempo acumulado de 30 horas, 55 minutos y 58 segundos, Supermán, como le dicen a López, superó por 12 segundos al español Ion Izaguirre y por 18 al francés Warren Barguil.

López disputa su segunda temporada con el equipo Astana, de Kazajistán. El año pasado ganó una etapa en la Vuelta a Burgos y en 2016 también logró triunfos en el Tour de San Luis, la Vuelta a Burgos y el Tour de Langkawi, en Malasia.

“Esto se lo debo al equipo. Me han tenido mucha paciencia y confianza. Me quieren llevar poco a poco para convertirme en un gran campeón y ya estoy dando resultados”, dijo luego de bajarse del podio.

El gran objetivo de López para 2016 será la Vuelta a España, la primera carrera de tres semanas en la que va a participar. “No tengo presión, el equipo quiere que pruebe, que aprenda y vea cómo me siento, pero lógicamente tengo sueños y ambiciones que cumplir”, admite.

Pantano, Atapuma y Bernal

A la sorprendente victoria de Pantano ayer, en un embalaje, se suma la del nariñense Darwin Atapuma en la quinta etapa, la primera de montaña en Suiza.

Como si fuera poco, el ciclista cundinamarqués Egan Bernal, del equipo Androni Giocattoli, fue campeón de los jóvenes y cuarto en la clasificación general del Tour de Eslovenia.

El pedalista, de 19 años, es una de las grandes promesas de ciclismo colombiano y hace apenas un mes se había coronado campeón del Tour de Bihor, en Rumania.

“Estoy feliz porque cada día aprendo más y me siento con mayor confianza”, dijo Bernal.

 

últimas noticias