Bradley Wiggins es el nuevo líder del Tour de Francia

El británico Christopher Froome fue el ganador de la séptima etapa de la competencia ciclística.

El británico Christopher Froome (Sky) se impuso en la séptima etapa del Tour ciclista de Francia, este sábado con 199 kilómetros de recorrido entre Tomblaine y La Planche des Belles, con la llegada en pendiente.

Por su parte, su compatriota y compañero de equipo, Bradley Wiggins, uno de los favoritos al podio en París, fue tercero por detrás del australiano Cadel Evans (2º), y se hizo con la malla oro de líder de la clasificación general de la "Grande Boucle", desplazando al suizo Fabian Cancellara.

Froome se despegó de sus rivales en los últimos hectómetros, superando a Evans, ganador del Tour 2011, en 2 segundos, y a Wiggins.

A una altura de 1.035 metros, el italiano Vincenzo Nibali llegó cuarto a 7 segundos de Froome, y por delante del estonio Rein Taaramae (5º). Estos dos corredores fueron los únicos que lograron mantener contacto con el trío de punta hasta el último kilómetro.

En la escalada final, de 5,9 kilómetros y con una pendiente del 8,5%, muy empinada en la rampa de llegada, los compañeros de equipo de Wiggins marcaron el ritmo permanentemente, conducidos por el noruego Edvald Boasson Hagen y luego por los australianos Michael Rogers y Richie Porte, hasta que Froome se puso al frente en los dos últimos kilómetros de la etapa.

Bajo un fuerte sol, los 'sobrevivientes' de una fuga lanzada en la primera hora de carrera fueron alcanzados por el pelotón en las primeras rampas de esta escalada inédita en la prueba, que lleva hasta la estación de esquí de la Alta Saona.

Los franceses Cyril Gautier y Christophe Riblon, el español Luis León Sánchez, el suizo Michael Albasini, el eslovaco Martin Velits, el kazajo Dimitry Fofonov y el danés Chris Anker Sorensen se escaparon en la primera media hora de la etapa y lograron sacar hasta 7 minutos de ventaja respecto al resto del pelotón, que tuvo que realizar una verdadera persecución en los últimos kilómetros antes de la escalada para darles caza.

Froome, segundo de la Vuelta a España el año pasado, ganó por primera vez en su corta carrera una etapa del Tour. El inglés, de 27 años de edad, participa en el Tour por segunda ocasión.

Wiggins, de 32, por su parte, se puso por primera vez en su carrera la malla oro de líder de la "Grande Boucle. Es el quinto corredor británico que lo logra.

Las caídas de la víspera disminuyeron al pelotón. Ocho corredores (Freire, Hesjedal, Dupont, Txurruka, Gutiérrez, Erviti, Wynants y Hunter) renunciaron a continuar antes de la largada, lo que hizo el francés Anthony Delaplace tras recorrer 44 kilómetros en la jornada.

En la clasificación general de la prueba, Wiggins supera en 10 segundos a Evans y a Nibali en 16, antes de la octava etapa en Suiza.

El domingo se disputa la misma, entre Belfort y Porrentruy, en Suiza, con un recorrido total de 157,5 kilómetros.

Se trata de una etapa corta y muy densa, considerada de media montaña. Hay subidas con nombres muy particulares, como el Paso del Dolor y, sobre todo, La Cruz, un pequeño puerto con tramos con muchas pendientes, ubicado a menos de 20 kilómetros de la meta.

 

últimas noticias

La capa invisible de Supermán López

Fernando Gaviria, tras la pista de lo fugaz