"Cada año me tengo más confianza"

Su obligación en 2013 es ayudarle a Bradley Wiggins a ganar el Giro de Italia. Mientras tanto se las arregla para ser protagonista en otras carreras.

El ciclista antioqueño Sergio Luis Henao se está acostumbrando a celebrar con la camiseta del equipo Sky, en el que es una de las esperanzas para el futuro, aunque ahora trabaja como gregario. / EFE
El ciclista antioqueño Sergio Luis Henao se está acostumbrando a celebrar con la camiseta del equipo Sky, en el que es una de las esperanzas para el futuro, aunque ahora trabaja como gregario. / EFE

Sergio Luis Henao nació el 10 de diciembre de 1987 en Rionegro, Antioquia. Hoy, a sus 25 años, es una de las figuras del pelotón ciclístico internacional y gran protagonista en el equipo Sky, el mejor del mundo en la actualidad, con el que brilló esta semana en la Vuelta al País Vasco. En febrero había quedado segundo en el Challenge de Mallorca y se impuso en una etapa de la Vuelta al Algarve, en Portugal.

Su principal obligación este año será ayudar a Bradley Wiggins a conquistar el Giro de Italia, pero también tiene objetivos personales y el más cercano es ganar una gran clásica del WorldTour.

La temporada pasada Sergio Luis, profesional desde 2007 y ganador de la Vuelta a Colombia en 2010, quedó segundo en la Vuelta a Burgos, tercero en el Tour de Polonia, quinto en Lombardía y noveno en el Giro de Italia y en el Campeonato del Mundo de Ruta. Además, fue fundamental en la conquista de la medalla olímpica de Rigoberto Urán en Londres.

Día a día, el excorredor de los equipos Colombia es Pasión e Indeportes Antioquia demuestra que es capaz de figurar en todo tipo de competencias, desde las duras clásicas de una a tres etapas, hasta las grandes pruebas de tres semanas.

¿Qué balance hace de lo que va de temporada?

Estoy contento, no sólo por el rendimiento en carrera, sino por todo el trabajo que he realizado con el equipo. Ejercicios específicos que me sirven para mejorar en todo sentido y seguirme proyectando hacia el futuro. He sido competitivo desde el comienzo y eso es importante.

Brilló en Mallorca, Algarve y ahora en el País Vasco.

He aprendido mucho en el Sky. Cada año me tengo más confianza y las victorias y el protagonismo me fortalecen mucho. No es fácil ganar, pero lo importante también es que le damos presencia al equipo y al país.

¿Está pasando por su mejor momento como ciclista?

Me siento muy bien, fuerte física y mentalmente. Creo que en el equipo también me he ganado algo de respeto y admiración y eso es bastante importante. He podido evolucionar y hacer que mi curva de rendimiento vaya hacia arriba.

¿Qué sigue ahora para usted?

Las clásicas de las Ardenas, que son un objetivo importante para mí. Y luego el Giro de Italia.

Fue noveno en esa carrera en 2012, ¿ahora qué espera?

Wiggins es el capitán y estaremos al 100% con él con el objetivo de ganar. Es nuestro líder. El haber corrido esa prueba el año pasado es una gran ventaja y también haber corrido la Vuelta a España. Ya sé cómo afrontar las carreras de tres semanas, cómo administras las fuerzas. La experiencia que acumulas cada año y lo que aprendes es muy importante.

¿Cuáles son sus expectativas personales en el Sky?

Aportar mucho al equipo y estar con los líderes. A nivel personal me gustaría ganar una carrera importante, como la Flecha Valona o la Lieja-Bastogne-Lieja, o una etapa del Giro, alguna de nivel del WorldTour. Pero está claro que lo primero es ayudar a Wiggins y por eso la camiseta blanca de mejor joven en el Giro sería excelente, pero no es un objetivo.

Al parecer, las clásicas de las Ardenas le gustaron el año pasado.

Sí, sí, mucho, sobre todo Lieja. Se trata de una carrera muy dura y exigente, con un recorrido precioso. Podía haber conseguido un mejor puesto en 2012, pero me caí al final. Las tres clásicas de las Ardenas me gustan. Y la experiencia, el conocer el recorrido y los rivales, será una ventaja este año. Sería muy importante un podio en alguna de las tres. Son pruebas de gran prestigio en Europa y que marcan un palmarés, así en Colombia no las valoremos mucho.

¿Le sorprendió su buen rendimiento el año pasado en Europa?

Lo primero fue adaptarme a un equipo inglés, a su forma de correr y pensar. La motivación siempre estuvo para prepararme y rendir al máximo. Sólo me faltó la victoria, porque fui muy regular toda la temporada. Realmente no me sorprendió rodar tan bien, porque cuando corría en Colombia solía mantener siempre una curva de alto rendimiento durante todo el año, soy muy parejo.

¿Cómo se siente en el equipo Sky, el mejor del mundo?

Estoy muy contento. El trato es especial. Es un equipo muy organizado y que planifica absolutamente todo. Una estructura como no hay muchas dentro del pelotón. Te dan confianza y tranquilidad. Cada día aprendo cosas de ellos.

¿Es Wiggins una referencia para usted y el resto de compañeros?

Totalmente. En la última concentración en Mallorca pasamos un tiempo juntos y la verdad es que es digno de admirar. No sólo porque ganó el Tour como lo ganó y porque para mí fue el corredor número uno de la temporada, sino porque entrena y se sacrifica mucho, tiene una gran disciplina y una mentalidad poderosa. Tener a alguien así cerca te llena de motivación y expectativas, te hace soñar, te ilusiona con ser mejor, es una inspiración.

¿Cuáles serán sus metas para la segunda parte de la temporada?

La Vuelta a España, como el año pasado. Y luego está el Mundial, que se presenta muy duro y que también es un objetivo importante para mí y para la selección de Colombia. Tenemos un grupo de corredores que están en los mejores equipos y que consiguen resultados, así que hay motivos para soñar.

¿Pasa por un gran momento el ciclismo colombiano?

La calidad de nuestro ciclismo es innegable, todo el mundo lo dice. Hay una nueva generación con mucho talento y es una de las mejores épocas, comparable a la de Lucho Herrera y Fabio Parra. Tenemos un grupo completo, no sólo escaladores, sino con corredores para todo tipo de terrenos, como Nairo Quintana, Carlos Betancur y Rigoberto Urán, entre muchos otros.

¿No sueña con disputar el Tour de Francia algún día?

El Tour es la graduación del ciclista y claro que quiero correrlo. Este año la apuesta es ganar el Giro con Wiggins y después está la Vuelta, pero quizá el próximo año tenga la oportunidad de probar y graduarme. La verdad es que no tengo afán, me interesa llegar lo mejor preparado posible a ese momento.

Temas relacionados
últimas noticias

El laberinto de Nairo en el Tour

El “Chepe” Castro, un entrenador de la vida