Caída de Gaviria y victoria de Kittel, en la sexta etapa de la Tirreno Adriático

El pedalista colombiano sufrió un accidente a falta de ocho kilómetros para finalizar la fracción. Llegó a más de cuatro minutos del ganador de la etapa.

Fernando Gaviria, ciclista del Quick Step. Quick Step

Una caída a falta de ocho kilómetros evitó que Fernando Gaviria luchara por la victoria en la sexta etapa de la Tirreno Adriático. El pedalista colombiano se enredó con la rueda de un compañero de equipo y se fue al piso. Un golpe duro que lo sacó de inmediato de la baraja de candidatos. Aunque volvió a competencia, no alcanzó al grupo principal. Al final fue el alemán Marcel Kittel (Katusha), quien volvió a brillar en el embalaje. Venció al eslovaco Peter Sagan (Bora) y al argentino Maxi Richeze. 

En la clasificación general no hubo cambios, Rigoberto Urán se mantiene en la quinta posición, y todo quedó pendiente de la contrarreloj final de 10 kilómetros en San Benedetto del Tronto. El polaco Michal Kiatwkowski saldrá como favorito para llevarse el jersey azul y el tridente que acredita al vencedor de la prueba. Dispondrá de tres segundos de ventaja sobre el italiano Damiano Caruso (BMC) y 23 respecto al español Mikel Landa (Movistar), sus más inmediatos perseguidores.

Era una jornada de transición marcada para el sprint, por lo que se cumplió el guión a pesar de los intentos de cambiarlo. De ello se encargaron con un ataque inicial Marcus Burghardt (Bora-Hansgrohe), Krists Neilands (Israel Academy), Jacopo Mosca (Wilier) y Artem Nych (Gazprom). El cuarteto unió fuerzas para intentar el éxito en un recorrido ondulado al principio y llano al final, que es donde claudicó la fuga. Burghardt, campeón de Alemania en ruta, trató de llevar la contraria a la lógica y atacó a 70 kilómetros de meta despegándose de sus compañeros, pero el pelotón, con el Quick Step y el Katusha lanzados, impidieron el sueño del germano.

A 19 km de meta el grupo rodaba compacto y aparecieron los nervios, por lo que se produjeron dos caídas masivas. En la segunda de ellas, a 8 kilómetros de la llegada, quedó fuera de combate el colombiano Fernando Gaviria, uno de los favoritos siempre que haya un sprint. Por el incidente quedó rezagado Peter Sagan, pero el triple campeón mundial metió el turbo y logro enlazar con el grupo cabecero. Al final el marcaje entre el propio Sagan y Kittel propició la llegada de los más rápidos.

Kittel, en un momento dulce de forma, se anticipó, cogió unos metros e hizo inútil la reacción de Sagan, de nuevo segundo. El germano, que tiene en su palmarés 14 triunfos de etapa en el Tour de Francia, elevó su moral con la segunda victoria de la temporada y con el nuevo maillot del Katusha. El reloj dirá la última palabra, pero Kwiatkowski está a un paso de suceder en el palmarés al colombiano Nairo Quintana. Este martes finalizará la Tirreno Adriático con la tradicional cronometrada individual de 10 kilómetros en San Benedetto del Tronto.