En enero de 2019 recibirá la primera válida nacional de BMX

Campoverde, el nuevo hogar del BMX en Boyacá

La pista está ubicada a tres kilómetros del centro de Paipa y fue financiada por dos familias cuya intención fue darles a sus hijos un escenario para la práctica de este deporte.

La pista se construyó en un área de tres hectáreas y tuvo una inversión de más de $700 millones. / Cortesía

Boyacá es un departamento que tiene una superficie de 23.189 km2, en la que solamente hay dos pistas de BMX. Eso suena a poco para una región que siempre ha respirado ciclismo. Uno de esos escenarios queda en Sogamoso; el otro, desde hace un par de meses, existe en Paipa.

La primera pista fue hecha por la Alcaldía y con dinero público y hasta hace menos de un año era el único lugar al que podían ir a entrenar niños y jóvenes. La otra, la de Campoverde, nació casi que de un sueño familiar. Y aunque el ciclismo de ruta lo llevan en el ADN todos los boyacenses, en los últimos años, como en todo el país, allí también ha crecido el gusto por el BMX, un deporte que le ha dado a Colombia cuatro medallas olímpicas: dos de oro con Mariana Pajón, en Londres 2012 y Río 2016; y otras dos de bronce con Carlos Oquendo y Carlos Ramírez, en 2012 y 2016, respectivamente. Por eso y por la pasión que despierta el ciclismo en Boyacá es que William Vivas, Dalia Rendón y Viviana Velasco decidieron construir su propia pista. La razón: sus cuatro hijos bicicrossistas.

“Mi hija comenzó a hacer ciclismo en el colegio y la llevaron a la pista de Sogamoso a que conociera y le quedó gustando. Tanto que ha participado en intercolegiados. Y mi hijo más pequeño, viendo lo que hacía ella, también le agarró gusto. Él aprendió a montar bicicleta en una pista de BMX. Por eso con ellos comenzamos a hacer un entrenamiento serio hace dos años”, cuenta Dalia, quien empezó a llevar a sus dos hijos dos veces a la semana en un trayecto de treinta minutos de ida y los mismos de vuelta, desde Paipa donde viven, hasta la pista de Sogamoso.

Una rutina que comenzó a ser desgastante. Pero en esos viajes fue cuando conoció a William y Viviana, una pareja que también llevaba a sus hijos desde Paipa hasta Sogamoso a entrenar. (Lea aquí: El Movistar no se queda atrás: también estará en el Tour Colombia 2.1)

La iniciativa de hacer una pista de BMX en Paipa surgió por la necesidad y la pasión. A ambos les sonaba la idea para que sus hijos tuvieran un lugar más cerca y les fuera más cómodo continuar practicando. Boyacá quizá sea el único departamento en el que no existe una casa en la que no haya, por lo menos, una bicicleta. Es una tierra en la que se usa para todo: transporte, trabajo y placer, pero los espacios para el BMX son casi nulos.

Todo el sueño comenzó a tomar forma gracias a que William es arquitecto. “El diseño no fue tan complicado como sí lo fue la construcción”. El inicio del proyecto fue en octubre de 2017, pero el punto crítico fue en marzo de este año, por la temporada de lluvias. “Todo tendía a hundirse. Tuvo un trabajo de relleno en pedraplén más del presupuestado, porque además, cuando comenzamos a hacer los peraltes, la cantidad de agua que caía hacía que se perdiera su forma, al igual que los morros”, cuenta William, quien con su empresa, Vivas Constructores, y el dinero que aportó Dalia, financiaron el proyecto. Para la creación de la pista Campoverde, mismo nombre del club de ciclismo en el que entrenan sus hijos y que ya tiene veinte inscritos, fue necesaria la compra de tres hectáreas, con una inversión de $180 millones. En material y maquinaria se fueron $600 millones más. Pero algo indispensable fue la asesoría que prestó la Federación Colombiana de Ciclismo, en cabeza de Mauricio Vargas, quien fue el que más los apoyo e hizo que Germán Medina, entrenador de Mariana Pajón y Rubén Galeano, quien es el coordinador nacional de BMX, visitaran el lugar y prestaran una asesoría.

Vargas fue uno de los primeros en decirle que el proyecto podía ser más grande. “Él cuando vino nos dijo que por lo menos aquí se debería hacer un Panamericano, y eso nos abrió los ojos porque fue verla como nosotros no lo habíamos hecho”, recuerda Dalia. (Lea también: Alberto Contador: "Si Egan Bernal va al Tour de Francia, será mi favorito")

Entre las cosas que faltan están la mejora de toda la extensión del terreno, para poder habilitar parqueaderos para 400 carros, y también contar con una gradería, que en una obra civil puede llegar a ser muy costosa”, explica William, quien espera que ahora que la pista está disponible para la competencia pueda recibir apoyo privado y público para financiar lo que queda.

“La idea siempre fue hacer un escenario que cumpliera con todos los requisitos, pero nunca imaginamos que tomara la dimensión que tiene hoy y la proyección de que siga creciendo”, cuenta Dalia. (No deje de leer: Chris Horner, el más veterano de la Vuelta a Colombia)

La pista Campoverde recibirá la primera válida nacional de BMX, que se desarrollará del 25 al 27 de enero de 2019. Un evento que confirma que a veces los sueños toman proporciones que uno no alcanza a dimensionar.

@amontes023