Cavendish se impone al sprint en la etapa 18 del Tour

El ciclista británico, de 27 años y vigente campeón del mundo, superó en la meta al australiano Matt Goss y al eslovaco Sagan.

El velocista británico Mark Cavendish se impuso este viernes al sprint en la etapa 18 del Tour de Francia, a sólo ocho días de la carrera en línea de los Juegos Olímpicos de Londres, donde acudirá como máximo favorito.

Tras la etapa, de 223 kilómetros entre Blagnac y Brive la Gaillarde, su compatriota Bradley Wiggins mantuvo el maillot amarillo de líder de la prueba.

El ciclista británico, de 27 años y vigente campeón del mundo, superó en la meta al australiano Matt Goss y al eslovaco Sagan.

En un sprint lanzado desde muy lejos, los tres velocistas lograron dar caza a falta de 150 metros para la línea de meta a dos corredores que intentaron la escapada en los últimos kilómetros, el español Luis León Sánchez (4º) y el irlandés Nicolas Roche (5º).

Con esta victoria, Cavendish logra su triunfo número 22 en la prestigiosa carrera ciclista francesa y la segunda en la presente edición del Tour, tras la conseguida en Tournai (Bélgica) el 2 de julio.

'Cav' empata a triunfos en el Tour con el ciclista francés Andre Darrigade, aunque aún está lejos del récord del belga Eddy Merckx, que ganó 34.

La  antepenúltima etapa del Tour se corrió a gran velocidad, más de 45 km/h de media, que se convirtió en una contrarreloj entre un grupo de 16 corredores que se escaparon en el kilómetro 60 y el pelotón, tirado por los equipos que no lograron colocar ningún ciclista en la escapada del día (Omega Pharma, BMC, Rabobank y Saur-Sojasun, principalmente).

La ventaja llegó a los 3:30 en el ecuador de la etapa y se fue reduciendo posteriormente, cuando el Liquigas tomó el mando del grupo principal para dar caza a los escapados e intentar la llegada al sprint para su velocista, el eslovaco Peter Sagan.

En los últimos 25 km, el noruego Edvald Boasson Hagen y el británico David Millar trataron sin éxito de probar llegar en solitario.

El australiano Adam Hansen y el francés Jeremy Roy también lo intentaron cuando quedaban 20 kilómetros para meta y a ellos se unieron, seis kilómetros más tarde, el kazajo Alexander Vinokourov, el belga Nick Nuyens y el italiano Luca Paolini.

En sus últimas pedaladas en el Tour como profesional, Vinokourov hizo un último intento a falta de seis kilómetros, llevándose con él a Andreas Kloden, Nicolas Roche y Luis León Sánchez.

Bajo la bandera roja del último kilómetro, el propio líder de la prueba Wiggins tiró del pelotón dar caza a los dos últimos fugados, Sánchez y Roche, que se quedaron a 150 metros de la gloria.

"Era un final muy peligroso y esta mañana decidimos que lo mejor era tirar del pelotón, para la clasificación y para ayudar un poco a Mark en la llegada. Es mi regalo para él", dijo el líder.

"Ha sido un compañero fantástico estas dos últimas semanas, es un placer agradecérselo", agregó.

Cavendish, por su parte, declaró estar "muy feliz y orgulloso por formar parte de este equipo, que realiza grandes cosas".

El actual maillot arco irís de campeón del mundo reconoció que esta victoria "evidentemente da confianza" de cara a la prueba olímpica, que se celebrará el sábado 28 de julio. "He demostrado que conservo aún mi punta de velocidad y que no me arrastro al final del Tour".

El sábado se disputará una contrarreloj de 53,5 km entre Bonneval y Chartres y el domingo se llegará a París en la última etapa del Tour, en la que salvo contratiempo, se verá el primer triunfo en la general de un ciclista británico, ya que Wiggins mantiene las ventajas con respecto a sus máximos rivales: 2:05 sobre su compañero en el Sky Chris Froome y 2:41 sobre el italiano Vincenzo Nibali.

El presidente francés, el socialista François Hollande, presenció los 50 últimos kilómetros de la etapa en el coche del director del Tour Christian Prudhomme.

 

últimas noticias

Rafael Gutiérrez, digno heredero del downhill