Opinión

Chaves vivió su infierno

El ciclista colombiano tuvo un mal día y perdió todas las opciones de luchar por los primeros puestos de la general.

Esteban Chaves, ciclista colombiano del equipo Mitchelton Scott.AFP

El ciclismo definitivamente es el más enigmático de los deportes. Lo que parece que no va a suceder pasa y en muchas ocasiones hasta sus mismos protagonistas, los favoritos a un título, no saben hasta donde les va a responder el cuerpo, no pueden prever qué redadas les puedan tender sus rivales en un momento de desfallecimiento que puede desmoronar en un instante todos sus sueños.

Eso sucedió ayer con el que se veía y se creía era el más fuerte de los colombianos en el Giro de Italia, Esteban Chaves, quien flaqueó a pocos kilómetros de la salida lo que fue aprovechado por sus rivales para atacarlo en bloque hasta dejarlo sin la menor opción de figuración en la carrera italiana. Los esfuerzos realizados por el mismo Chaves y por cuatro de sus compañeros para llevarlo al lote fueron inútiles ya que tras porfiar unos kilómetros en los que lucharon sin cuartel debieron reconocer la inutilidad de su intento. La decisión de los comisarios de cortar el grupo de carros acompañantes fue un factor más de su drama.

La etapa más larga del Giro arrancó normalmente pero a pocos kilómetros de la salida el corredor bogotano sintió que las piernas no le respondían y que lentamente se iban adelante sus rivales que no quisieron perder una oportunidad de oro para machacarlo sin clemencia. Hasta el Sky, el equipo de Chris Froome, se puso inmediatamente en cabeza para forzar al máximo la marcha de manera que el colombiano no tuviera la menor opción de alcanzar. Y allí el único de los primeros que no se metió a colaborar fue el actual líder, Simon Yates, que tenía simplemente que dejarse llevar para no perjudicar a su compañero.

¿Qué pasó con “el Chavito”? Por ahora no hay explicación lógica y las que se aventuran no convencen del todo: que fue una crisis que ataca a algunos ciclistas después del día de descanso, que el polen primaveral que cae de los árboles, ya que el sector por donde se subía era boscoso y le causó alguna alergia… Esperamos que los análisis de los médicos puedan resolver el misterio.

En todo caso, con su retraso de más de 25 minutos ya no hay nada que hacer y lo único que buscará en las etapas que vienen será el servirle de escudero a Yates. El Giro no parece irle bien al “Chavito” a pesar de que ya fue subcampeón de la carrera mientras que la Vuelta a España parece acomodarse mejor a sus esfuerzos.

Para luchar por el liderato o al menos por una buena posición final sólo contamos ahora con Miguel Angel López, quien tampoco se ha acomodado bien a la carrera pero que aún permanece cerca de los primeros de la general. Si el Astana deja de hacer locuras y espera una ocasión oportuna para atacar puede obtener un buen resultado.

Por su parte Sergio Luis Henao está un poco más atrás y aún no sabe lo que quiere de él el Sky del campeonísimo Chris Froome. Porque ayer saltó del lote sin que tuviera ningún temor de dejar abandonado a su líder como si el director del equipo quisiera tenerlo cerca de los mejores para que tome el mando si el británico sigue dando muestras de que no está en su mejor momento.

Hoy, más que nunca, el resultado final es un enigma pues nadie puede asegurar que Yates va a resistir los ataques que llegarán en los durísimos ascensos que tendrá que afrontar en pocos días y si conseguirá sacarle el tiempo suficiente a Dumolin, Bardett y Pinot que lo superan en la cronómetro.

 

últimas noticias