Comité parlamentario acusa a Wiggins de doparse para ganar el Tour de 2012

En un informe se denuncia que el equipo SKY utilizó el antiinflamatorio triamcinolona para preparar al ciclista británico para la ronda francesa.

Bradley Wiggins, pedalista británico, campeón del Tour de Francia 2012. AFP

Un comité parlamentario británico acusó este lunes al ex ciclista británico Bradley Wiggins y a su equipo Sky de conducta poco ética al manipular las reglas del dopaje para ganar, entre otras carreras, el Tour de Francia de 2012.

En un informe publicado este lunes, el comité de deportes, cultura, mundo digital y medios de comunicación (DCMS) de la Cámara de los comunes acusó a Wiggins, ya retirado, y a otros ciclistas del equipo, de tomar el medicamento triamcinolona no para su función reconocida de curar el asma, sino para ayudarles a perder peso sin hacer peligrar su potencia a los pedales. (Lea también: El equipo Sky, en la cuerda floja)

Unos piratas informáticos rusos revelaron hace tres años que Wiggins había recurrido a las exenciones terapéuticas, que permiten a los ciclistas usar medicamentos normalmente prohibidos, para consumir corticoesteroides (la triamcinolona pertenece a este grupo de medicamentos). La Agencia Antidopaje del Reino Unido (UKAD) abrió una investigación en septiembre de 2016 después de que el diario Daily Mail revelara que el equipo Sky recibió en 2011 un paquete sospechoso dirigido a Wiggins durante una carrera en Francia.

Se dijo que el paquete contenía triamcinolona, pero el entonces médico de Wiggins, Richard Freeman, insistió en que se trataba de fluimicil, un descongestionante legal. Freeman alegó que había perdido el único justificante de la compra cuando le robaron su ordenador portátil estando de vacaciones, y el UKAD acabó abandonando la investigación por falta de pruebas.

Sin embargo, el informe parlamentario, citando nuevas evidencias de una fuente no indentificada, además de Freeman y del antiguo entrenador de Wiggins Shane Sutton, rechazó la tesis del descongestionante legal y concluyó que el equipo británico Sky había vulnerado incluso sus propias reglas. (También le puede interesar: Froome y el Sky, del cielo al suelo)

Sutton dijo al comité que lo que Bradley Wiggins hizo no era ético, pero no vulneraba las reglas. "Creemos que este potente corticoesteroide se usaba para preparar a Bradley Wiggins, y posiblemente a otros ciclistas que le daban apoyo, para el Tour de Francia", precisó. "El propósito de este no era tratar una necesidad médica, sino mejorar su ratio de potencia/peso antes de la carrera".

"La solicitud de exenciones terapéuticas (...) significa también que se benefició de las propiedades de mejora del rendimiento de este medicamento durante la carrera", añade el informe. "Ello no constituye una violación del código antidopaje de la AMA (Agencia Mundial Antidopaje), pero cruza la línea ética que David Brailsford dijo haber trazado para Team Sky", añadió el informe, recordando que el mánager del equipo alardeaba de integridad.

Wiggins, de 37 años, 5 veces campeón olímpico, difundió un comunicado respondiendo a las acusaciones: "me parece muy triste (...) que se acuse a la gente de cosas que nunca hicieron. Rechazo categóricamente la acusación de que se usó algún medicamento sin necesidad médica. Espero poder explicar mi versión en los próximos días", finalizó.

últimas noticias