"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 9 horas

Días definitivos en la Vuelta a Colombia

El paso por el alto de La Línea no hizo que la carrera cambiara para nada. Miguel Ángel Rubiano, del Team Colombia, sufrió en la subida.

La lucha por el título de la Vuelta a Colombia entra hoy en su recta final. / Luis Ángel

Sin embargo, al estar el puerto en el kilómetro 58, con 100 de descenso por delante, las diferencias se redujeron y el líder recuperó el tiempo perdido en el ascenso. Por lo general, el paso de este puerto de montaña fuera de categoría determinaba cuáles pedalistas lucharían por el podio, era el escenario en el que los llamados a pelear por el título demostraban si estaban para buscar la carrera o no. Pero esta edición 64 de la Vuelta a Colombia fue la excepción, porque grandes corredores como el español Óscar Sevilla, Álex Cano y Freddy Montaña no atacaron, prefiriendo una llegada tranquila. Como guardándose para los ascensos que vienen más adelante y en los que la cima es el final de la etapa.

“La verdadera competencia comienza en la segunda semana”, le dijo el pedalista español Óscar Sevilla a El Espectador en Nobsa, momentos antes de que comenzara la cuarta jornada. Lo decía para explicar que en el ciclismo es fundamental saber cuáles son los tiempos indicados para lanzar ataques y ampliar las diferencias. Su objetivo es retener el título que logró hace un año, pero sabe que para hacerlo necesitará reservarse al máximo y darlo todo en una fracción en la que las diferencias se puedan ampliar más.

Por su parte, el líder de la carrera, el bogotano Miguel Ángel Rubiano, que ha sido, sin dudas, el gran protagonista, se mostró mesurado de cara a lo que viene. Sabe que no será fácil defender la punta cuando la montaña juega más a favor de otros. “Es complicado, pero estoy seguro de que si llego con buen tiempo a Manizales tendré con qué luchar por la carrera”. Su equipo, el Team Colombia, se ha mostrado combativo y fuerte para defender el liderato, pero si de ascenso se trata los más fuertes son el EPM-Une de Óscar Sevilla y el Movistar de Freddy Montaña y Óscar Solis.

La etapa de hoy tendrá un recorrido de 196 kilómetros. Saldrá de Dosquebradas, pasará por Cartago, La Paila, Armenia y Pereira para llegar nuevamente al punto de inicio. En los primeros kilómetros habrá descenso, pero desde La Paila se inclinará el recorrido. Primero pasarán un puerto de tercera categoría en el alto de Brasilia, que está a 1.200 metros, y desde allí se subirá hasta los 2.100 metros del alto del Roble. Finalmente, sólo serán 28 kilómetros de descenso, en los que con seguridad no se recortarán sustancialmente las diferencias que se logren en el último ascenso.

Mañana será el día más duro, con un recorrido de 199 kilómetros entre Pereira y Manizales. Ahí prácticamente se definirá la competencia, porque los dos puertos de primera categoría, uno ubicado en la meta, romperán aún más el lote y quienes quieran ganar la carrera no podrán perder terreno. El viernes habrá más montaña en el trayecto de 182 kilómetros entre Manizales y La Estrella y finalmente el sábado se definirá el podio en la cronoescalada nocturna en el alto de Las Palmas, en Medellín. Serán días de emoción en los que cualquier descuido puede costar alejarse de la punta. 

[email protected]