El calor de Qatar será el principal rival de los ciclistas en los Mundiales de ciclismo

De cara a las carreras en línea, que comienzan el jueves, la temperatura será el principal enemigo. Por precaución, la UCI anunció "una reunió de expertos para evaluar las condiciones climáticas y reducir las distancias de carrera en caso de ser necesario".

AFP

El calor, alrededor de 35 grados, será el compañero de fatigas del pelotón ciclista internacional en los campeonatos del mundo (9-16 octubre), organizados por primera vez por un país de Oriente Medio. (Vea también: Mundial de ciclismo y supervivencia en Qatar). 

Retrasada tres semanas respecto al calendario habitual para beneficiarse de temperaturas menos severas, la competición de este año favorece a los esprínteres.

Para los Cavendish, Greipel, Kittel, Kristoff, Bouhanni, Gaviria o Demare, será una ocasión ideal para vestir el maillot arco iris que luce desde hace un año el eslovaco Peter Sagan, también serio aspirante.

Aunque hombres como el reciente campeón olímpico Greg Van Avermaet intenten endurecer la carrera, el desenlace más probable es la volata masiva en la isla de Pearl Catar, en los alrededores de Doha.

Pero antes de la carrera reina, el 16 de octubre, otras once disciplinas coronarán a campeones del mundo en las diferentes categorías. Comenzando por las contrarrelojes por equipos masculinos y femeninos este domingo.

Diez equipos (BMC, Orica, Movistar, Etixx, Sky, Giant, Katusha, Lotto NL, Astana, AG2R La Mondiale) participarán en una prueba que sufrió el pulso entre las formaciones del WorldTour y de la Unión Ciclista Internacional por el reparto económico.

El recorrido será plano a lo largo de los 40 kilómetros. Quick Step, ganador en 2012 y 2013, y BMC, laureado en 2014 y 2015 son los grandes favoritos.

Posible reducción del recorrido-

La distribución de los ingresos seguirá siendo un tema candente en la próxima edición de los Mundiales, en Bergen (Noruega).

"Los equipos no quieren perder dinero", resume Matt White, que dirige en Doha a la ambiciosa formación Orica. "El viaje nos habría costado entre 40.000 y 50.000 euros. No acabar en el top-5 y no recibir ningún punto World Tour no compensa los gastos generados", explica Marc Sergeant (Lotto), dando unas cifras confirmadas a la AFP por Marc Madiot (FDJ).

La contrarreloj individual, con los ciclistas expuestos al viento, privilegiará la potencia de los corredores. El campeón de Alemania de lucha contra el crono, Tony Martin, podrá maquillar una temporada carente de triunfos de prestigio (12º en los Juegos de Rio). El holandés Tom Dumoulin (2º en Rio), el holandés Rohan Dennis y el español Jonathan Castroviejo son serios aspirantes.

De cara a las carreras en línea, que comienzan el jueves, el calor será el principal enemigo. Por precaución, la UCI anunció "una reunió de expertos para evaluar las condiciones climáticas y reducir las distancias de carrera en caso de ser necesario".

Según las primeras predicciones, no parece probable que la distancia inicialmente prevista de 257 kilómetros para los profesionales se vea reducida. El 16 de octubre los máximos de temperatura se elevarían a los 35 grados en Doha, con un viento de 8 kilómetros por hora.

Las mujeres correrán el sábado, con las holandesas como favoritas en un país con escasa tradición ciclista.