El equipo colombiano que naufragó en la Vuelta a España

Después de 22 años una escuadra nacional volverá a hacer parte de ronda ibérica que este año se disputará del 22 de agosto al 13 de septiembre.

Los 10 corredores del Gaseosas Glacial no terminaron la Vuelta a España de 1993. Foto: Archivo

“Estamos realizando un mal papel y es una pena que más de medio equipo se nos tuviera que ir para la casa”, esas palabras del técnico del equipo colombiano Gaseosas Glacial, Roberto “El Oso” Sánchez, resumían el difícil momento que vivían en la etapa 15 de la edición 48 de la Vuelta a España. Hasta ese momento, el desolador número de tres competidores (de 10 que iniciaron) era lo que quedaba del equipo nacional.

Esa décima quinta fracción, entre Santo Domingo de la Calzada y Santander, fue el abrebocas para la gran montaña de la última semana de competencia, pero también la jornada que acabó con las esperanzas de Gaseosas Glacial.

Bajo un intenso frío donde la lluvia y la niebla hicieron parte del paisaje de la etapa, Álvaro Sierra, que era el mejor pedalista del equipo ubicado en la general (51, a 38:47), sufrió una caída en el descenso del segundo puerto. Ese accidente enterró las ilusiones de Roberto Sánchez, quien absorto sólo se limitó a decir “sólo nos queda esperar que los dos que aún siguen en carrera tengan fuerza para terminar en la forma más honorable posible”.

El manizalita Ruben Darío Beltrán, 115 en la general a 1:37: 42 del líder Tony Rominger del equipo CLAS – Cajastur, y el bogotano Demetrio Cuzpoca, 126 a 1:49:15, fueron los dos últimos sobrevivientes de la escuadra colombiana que hizo parte de esa fría y lluviosa vuelta de 1993, en la que tan sólo terminaron 114 pedalistas de 170 que iniciaron el recorrido en Coruña.

No obstante los dos pedalistas se retiraron en la decimosexta etapa con llegada en Alto Campoó donde ganó el español Jesús Montoya, esos abandonos ajustaron el último clavo en el ataúd del equipo nacional, que tuvo una efímera presentación en La Vuelta. “Fue una competencia muy dura por la lluvia y el viento que hizo sufrir mucho a nuestros ciclistas. Además tuvimos mala suerte en esta edición porque quizás ha habido peor tiempo que en vueltas de años anteriores”, dijo Sánchez tras el retiro de sus pedalistas.

Los 10 que iniciaron

Gaseosa Glacial llegó a hacer su primera incursión en España con 10 pedalistas. Su hombre clave era Álvaro Sierra, quien hasta su retiro batalló como un titán en cada una de las etapas, a él lo acompañaron Israel Ochoa, Luis Alberto González, Rubén Darío Beltrán, Demetrio Cuzpoca, Miguel Sanabria, Armando Moreno, Fabio Moreno, Santiago Amador y Julio César Rangel.

Desde el inicio el clima fue el principal rival a batir. En la segunda etapa de competencia (A Coruña – Vigo) el frío, el viento y la lluvia hicieron que los pedalistas del equipo colombiano sufrieran para subir a As Travesas, un puerto de tercera categoría, donde empezaron a quedar descolgados del pelotón. Tan sólo el 50% del equipo pudo arribar con el mismo tiempo del grupo mayoritario (Rubén Beltrán, Álvaro Sierra, Demetrio Cuzpoca, Miguel Sanabria e Israel Ochoa).

La quinta etapa fue el filtro. En esta fracción que se llevó a cabo de Salamanca y Ávila con 220 kilómetros de recorrido los hombres de Gaseosas Glacial se derrumbaron, el único que logró entrar dentro de los 10 minutos después del ganador fue Álvaro Sierra (a 7:42). Los demás se fueron a pique en tiempo: Cuzpoca perdió casi 25 minutos, Rubén Beltrán, José Amador y Luis González entraron con el grupo de los 26:08, Ángel Sanabria terminó a 33 y Julio Rangel a 37; José Moreno e Ismael Ochoa se retiraron y Armando Moreno hizo su entrada a 50 minutos.

Para la segunda semana el equipo entró con cuatro participantes menos (incluyendo a Armando Moreno y Miguel Sanabria a la lista de caídos) y la toalla quedó a punto de tirarse. Pero fueron los segundos siete días de competencia los que terminó de hundir al equipo, antes de que comenzara la montaña Santiago Amador y Julio César Rangel se retiraron, el primero dijo adiós en el transcurso de la novena etapa mientras que el segundo quedó fuera por tiempo. A ellos se les sumó en la etapa 13 Luis González.

Fue una carrera dura para el equipo nacional que quedó a cinco etapas de completar su primera vuelta grande pero que por el clima y diferentes accidentes ese sueño quedó destrozado por las carreteras españolas. Hoy 22 años después que el último equipo criollo rodara en carrera ibérica, La Vuelta vuelve a abrirle sus puertas nuestro país, el Team Colombia fue el elegido para portar nuevamente la tricolor en la tercera grande de la temporada ciclística.