El Giro de Italia, la más colombiana de las tres grandes

Desde 1973, los “escarabajos” han conquistado 21 etapas en la “Corsa Rosa”. Nairo Quintana la ganó en 2014. Rigoberto Urán y Estéban Chaves fueron líderes y terminaron en el podio. Cochise y Lucho también brillaron.

Rigoberto Urán, Nairo Quintana y Esteban Chaves, los colombianos que se han vestido de rosa en el Giro de Italia.EFE y AFP

Aunque por historia e idioma nuestro país es más afín a España y el Tour de Francia es la competencia ciclística más importante del mundo, es el Giro de Italia la más colombiana de las tres grandes carreras por etapas.

Fue la primera en la que participó un colombiano, nada menos que Martín Emilio Cochise Rodríguez, en 1973, cuando fue contratado por el equipo Bianchi Campagnolo para que fuera gregario del astro Felice Gimondi.

“Eran otros tiempos. Yo me fui a correr a Europa ya veterano. Tenía más de 30 años y realmente estaba para trabajarle al capitán de la escuadra”, recuerda el legendario pedalista paisa, que el 3 de junio de ese año ganó la etapa entre Florencia y Forte dei Marmi. “Era una jornada plana y venía en una fuga. Sabía que en el embalaje tenía pocas opciones, así que ataqué de lejos y por fortuna pude coronar”, relata hoy, a sus 75 años de edad, como si hubiera sido ayer.

Cochise es la imagen del equipo de ciclismo Coldeportes Claro Zenú y está orgulloso de haberles abierto las puertas del Viejo Continente a los escarabajos.

“Mi época era muy diferente. Tuve muchos inconvenientes, porque no tenía un equipo que corriera para mí y eso es fundamental para poder destacarse. Sin embargo, gané cositas y supe aprovechar mis momentos”, uno de ellos su segunda victoria de etapa en el Giro, en 1975.

Con mucha menos fortuna que Cochise, estuvo en Italia el boyacense Rafael Antonio Niño, quien corrió en 1974 con el equipo Jolly Cerámica.

En la Carrera Rosa, cuya primera edición se disputó en 1909, por iniciativa del diario La Gazzetta dello Sport, Colombia volvió a figurar apenas hasta 1989, cuando Lucho Herrera se impuso en Le Tre Cime di Lavaredo y se consagró como campeón de los premios de montaña.

El Jardinerito ganó otra etapa ese año y una más en 1992, cuando terminó octavo en la general.

En las siguientes ediciones también celebraron Oliverio Rincón, José Jaime González (2), Víctor Hugo Peña, Carlos Contreras, Iván Parra (2), Luis Felipe Laverde (2) y Miguel Ángel Rubiano.

Además de Herrera, otros dos colombianos habían ganado la montaña, Chepe y Freddy González, cada uno en dos oportunidades.

A pelear arriba

Pero fue en 2012 cuando cambiaron las expectativas y los objetivos de nuestros pedalistas. Rigoberto Urán quedó séptimo y se consagró como el mejor joven.

Un año después se subió al segundo escalón del podio, mientras Carlos Betancur fue el más destacado entre los jóvenes.

El sueño rosado estaba cerca y fue Nairo Quintana el encargado de conseguirlo. Ganó para Colombia el Giro de Italia de 2014, en el que superó a Rigo, otra vez segundo. La faena criolla fue completada por el rey de los escaladores, Julián Arredondo.

En 2016, la gran revelación fue Esteban Chaves, líder hasta la penúltima jornada, en la que fue superado por Vicenzo Níbali. Su segundo lugar en la general fue, sin embargo, como un título.

En la edición del centenario, que comenzó el viernes en Cerdeña, Colombia espera mantener su protagonismo. Nairo es el gran favorito, al lado de Níbali, para salir campeón, mientras que el antioqueño Fernando Gaviria, del Quick Step, espera ratificar que es una de las nuevas figuras de la velocidad y pelear por victorias en las llegadas masivas.

Winner Anacona, Sebastián Henao y Daniel Martínez van como gregarios en sus respectivas escuadras, pero no descartan dar alguna sorpresa.

“Nairo es el gran candidato. Si no tiene problemas físicos y cuenta con un poco de surte, que siempre se necesita, puede salir campeón”, asegura Cochise, quien evita comparaciones con el boyacense: “Él es el mejor de su época y yo de la mía. Es un gran corredor y puede seguirlo siendo. Está en su curubito, como yo estuve en el mío. La gente es la que tiene que decidir, pero lo importante es que los dos somos colombianos y luchamos por dejar en alto el nombre del país”.

Grandes figuras

El Giro fue creado por los directores de la Gazzeta dello Sports para promocionar su periódico e incrementar las ventas. Las primeras ediciones, antes de la Primera Guerra Mundial, se corrieron por carreteras destapadas y fueron dominadas por los pedalistas locales, entre ellos Luigui Ganna y Carlo Galleti, que fueron los primeros héroes deportivos de ese país.

Alfredo Bilda ganó cinco giros entre 1925 y 1933, además de 41 etapas. Su dominio era tal que, en 1930, los organizadores le ofrecieron un premio superior al de el campeón, para que no participara y les diera oportunidad a sus rivales, a lo que el pedalista accedió.

El segundo pentacampeón de la prueba fue Fausto Coppi, recordado además por sus épicas batallas con Gino Bartali. En 1949, Coppi se convirtió en el primer ciclista en lograr el doblete Giro-Tour, ese por el que lucha ahora Nairo Quintana.

Pero el extranjero más dominante en Italia fue el belga Eddy Merckx, para muchos el mejor pedalista de todos los tiempos.

El Caníbal, que compitió contra Cochise, ganó cinco Giros, cinco Tours, una Vuelta y tres Mundiales, además de cientos de clásicas de un día y carreras de una semana.

De las 99 ediciones anteriores del Giro, 69 han sido conquistadas por los ciclistas locales, aunque otros 11 países, entre ellos Colombia, se han quedado con la camiseta rosada.

Mario Cipollini, el rey de los embalajes, es quien mayor cantidad de etapas ganó, con 42, en 14 participaciones, mientras que Wladimiro Panizza fue quien más veces disputó la carrera, 18, entre 1967 y 1985.

El campeón más joven fue Coppi, en 1940. Tenía 20 años, seis meses y 25 días. El más viejo fue Fiorenzo Magni, en 1955, con 34 años y seis meses.

 

últimas noticias

Los jóvenes se tomaron la Vuelta a Colombia

Fabian Puerta, positivo en control al dopaje