El Mirador de Ézaro, la primera prueba en alto en la Vuelta a España

En el ascenso, de poco menos de dos kilómetros, se definirá la tercera etapa de la ronda ibérica. Esta subida más que descartar definitivamente a alguno de los favoritos puede servir para dejar al descubierto sus debilidades.

Este lunes se corre la tercera etapa de la Vuelta a España. Foto: AFP

La tercera etapa de la Vuelta a España 2016 que se llevará a cabo entre Marín (Pontevedra) y Dumbría-Mirador de Ézaro (A Coruña), con 176,4 kilómetros de recorrido, supone el primer reto para los favoritos a ganar la ronda ibérica. En sus menos de dos kilómetros de ascensión, pero con rampas de hasta el 20 por ciento de desnivel, el Mirador de Ézaro más que descartar definitivamente a alguno de los favoritos puede servir para dejar al descubierto sus debilidades.

Además, a 21 kilómetros del final, superarán el Alto Das Paxareiras de segunda categoría en el que alguno puede intentar hacer la primera selección. “Vamos a ver cómo lo hacemos en la primera llegada en alto, después de la etapa podremos hacer una evaluación. Será una jornada interesante para los aficionados”, dijo Alberto Contador, líder del Tinkoff, previo a la fracción del día.

La llegada al Mirador de Ézaro será complicada. No es muy larga, son poco menos de dos kilómetros y no es que sea una subida a la que no estén acostumbrados los ciclistas. La trampa es que hay un tramo de 300 metros a mitad de subida que es demoledor con rampas del 29 por ciento y del 32 si se va por el interior. Esta fracción se inicia con una parte llana y plácida que luego atraviesa un terreno muy sinuoso con dos puertos notables: el Alto de Lestaio y el Alto Das Paxareiras, de tercera y segunda categoría respectivamente. El final se jugará en una corta pero durísima subida que nos dejará imágenes para la posteridad. 170 kilómetros que culminarán con un final que promete no dejar indiferente a nadie y que servirán para poder recuperar posibles diferencias marcadas en el primer día de carrera.

Hablando de los candidatos, los que mejor respuesta tengan a escaladas cortas serán los que más opciones tengan de ganar. El que destaca por encima de todos es Alejandro Valverde (Movistar Team). El murciano llega motivado tras un gran Tour y un podio en el Giro y tiene muchas posibilidades de brillar en la subida a Ézaro. Junto al murciano también se podrían destacar pedalistas como Michal Kwiatkowski (Team Sky), Philippe Gilbert (BMC Racing Team), Miguel Ángel López (Astana) o Gianluca Brambilla (Etixx-Quick Step).

También hay que tener en cuenta a los favoritos a la general. Chris Froome (Team Sky), Nairo Quintana (Movistar Team), Alberto Contador (Tinkoff), Tejay Van Garderen (BMC Racing Team), o Esteban Chaves (Orica GreenEdge) serán sin duda algunos de los protagonistas.