Fernando Gaviria: del patinaje al ciclismo

El ciclista antioqueño de 22 años, que debutó en este Giro de Italia, ganó su segunda etapa.

Fernando Gaviria, ciclista del equipo QuickStep Floors.QuickStep Floors

A los 12 años, el deporte que practicaban Fernando y Juliana Gaviria no era ciclismo, sino patinaje. Realmente lo hacían de manera recreativa y con la guía de Hernando, su padre. Justamente Hernando no olvida el día en que estaban viendo en casa una etapa del Tour de Francia y Fernando se lanzó a decir “yo algún día estaré allá corriendo una de esas carreras”. “Usted es un berraco, mijo —le respondió Hernando—, y si eso es lo que quiere, yo lo apoyo. Pero hay que prepararse para eso y entrenar muy duro”. Así que los patines fueron relegados por la bicicleta y a pesar de su juventud, Fernando comenzó a pasar muchas horas del día en el velódromo, en donde adquirió esas condiciones de embalador que lo han catapultado a ser uno de los mejores del mundo en esa especialidad. (Vea aquí el especial del Giro de Italia 2017 de El Espectador)

En la pista sólo le faltó ganar medalla en unos Juegos Olímpicos, porque de resto dominó en mundiales juveniles y de mayores. Y cuando decidió pasarse a la ruta, con el equipo Coldeportes Claro, no se olvidó de la promesa que le hizo a su padre y a pesar de su juventud, comenzó a demostrar en los embalajes ser un ciclista con condiciones especiales. Una gran actuación en el Tour de San Luis de 2015 le bastó para que un equipo del Wolrd Tour se fijara en él y gracias al buen ojo del scout de la escuadra QuickStep Floors, Joxean Fernández Matxín, llegó a las grandes ligas. (Le puede interesar: Fernando Gaviria, vencedor de la quinta etapa del Giro de Italia)

“En el equipo saben del potencial de Fernando, que puede llegar a ser uno de los grandes velocistas del mundo, pero también son conscientes de su juventud y por eso no le presionan. La idea es que al Giro de Italia vaya a aprender, a adquirir experiencia”, le dijo Matxin a El Espectador. Claro que Fernando es un ganador y en su cabeza siempre está el triunfo, por eso no le gustó que decidieran que no participara en las clásicas de abril y se centrara en preparar el Giro en La Ceja, su municipio. (No se pierda: Tribuna Deportiva: el momento rosa de Fernando Gaviria)

Tenía ilusión de ganar alguna clásica, pero entendió que la decisión del equipo era por su bien, así que disfrutó de este mes largo en casa. Fue muy responsable con sus entrenamientos, pero también aprovechó para descansar y relajarse”, le cuenta a este diario Hernando, el papá de Fernando, quien ha sido el gran impulsor de su carrera. Día a día salía después de las 9 de la mañana a rodar por cuatro o cinco horas por las carreteras de Antioquia. Luego llegaba a la casa y se dejaba consentir de María del Carmen, su madre.

La equitación, otra de sus pasiones, también le ayudó a relajarse y por eso cuando no estaba sobre la bici, se iba a visitar sus dos caballos y montaba con precaución. Por las noches salía a comer a restaurantes junto sus padres, su novia, su hermana Juliana y su cuñado Fabián Puerta, reconocido campeón de ciclismo de pista. “Como familia tuvimos un papel importante en este tiempo de preparación hacia el Giro de Italia. Es importante que no sólo se piense en el trabajo, así que intentábamos distraerlo y hacer que disfrutara de estos días en su casa”, asegura Hernando, quien desde el sábado se encuentra junto con su esposa en Italia, listo para ver la actuación de su hijo en la que será su primera grande.

Con la misma certeza que Fernando le dijo a su padre de que algún día correría competencias como el Tour de Francia, el Giro de Italia o la Vuelta a España, también les avisó que su gran objetivo en esta ronda itálica es conseguir por lo menos un triunfo de etapa. De las 21 jornada de la edición 100 del Giro, seis serán para velocistas y en la tercera, después de la duodecima posición de la primera etapa y del cuarto puesto en la segunda fracción, se le dio el anhelado triunfo. “Él conoce sus condiciones y ya en el mundo del ciclismo todos los respetan y lo conocen. Esperamos poder verlo alzar los brazos”, dijo antes de la competencia el padre  del ciclista, que vive, gracias al apoyo económico de su hijo, su primera carrera grande en Europa como espectador.

No es arriesgado decir que Fernando será en el futuro el colombiano con más victorias de etapas en las grandes vueltas, pues nunca antes el país había tenido a un embalador con sus condiciones. Aunque los velocistas por lo general no son los que disputan la camiseta de los líderes, sí son los que históricamente más jornadas ganan. Así que esta es la primera de muchas etapas que el corredor antioqueño puede ganar.

 

últimas noticias

Campoverde, el nuevo hogar del BMX en Boyacá