El pelotón en el Tour está resignado al dominio del Sky

A cinco etapas del final, el líder es Bradley Wiggins.

Muchos directores deportivos afirman que "aún todo es posible" en el Tour de Francia, escondiendo su escepticismo sobre la posibilidad de batir al británico Bradley Wiggins (Sky) y a su equipo en las últimas cinco etapas de competición.

La mueca de disgusto se hace evidente cuando se les pregunta si se puede vencer a la formación Sky.

"Si me hubieras hecho esa pregunta al principio, te habría dicho que claro que sí, que no continuarán a un nivel tan alto, pero a estas alturas están muy fuertes y han controlado la carrera sin problemas, sin gastar muchas energías", respondió Valerio Piva, el director deportivo del equipo Katusha ruso.

Con Bradley Wiggins y su compañero de equipo Chris Froome en las dos primeras posiciones, la formación Sky se encarama al lugar más alto del podio del Tour de Francia.

El italiano Vincenzo Nibali (Liquigas) es tercero, a 2 minutos 23 segundos del maillot amarillo y 18 segundos por delante de su lugarteniente, Cadel Evans (BMC), cuarto a 3 minutos 19 segundos de Wiggins, mientras que el belga Jurgen van den Broeck (Lotto) es quinto a 4 minutos 48 segundos del líder.

"El mayor enemigo de Bradley en los Pirineos es él mismo. Mientras sea fuerte psicológicamente todo irá bien. Por lo que he visto, Evans no sube tan bien como Froome y Wiggins y Nibali están bastante igualados", estimó el director del equipo Garmin, Jonathan Vaughters.

El italiano del equipo Liquigas, muy ofensivo y fresco de piernas, se postula como el rival más serio de Wiggins.

"Nibali guarda un as en la manga. Creo que cada vez está más fuerte, aunque quizás me equivoque", subrayó Bjarne Riis, el mánager de Saxo Bank, que no tiene posibilidades en la clasificación general con la ausencia de su líder, el español Alberto Contador, suspendido en este Tour de Francia.

"Tácticamente, Nibali no lo ha hecho mal. Es bueno en los descensos, y ahora llegarán varios", añadió.

"Nuestro objetivo es conseguir una plaza en el podio en París", aseveró el director deportivo de Nibali, Stefano Zanatta.

"Vincenzo tiene carácter y es agresivo por naturaleza, si sus piernas se lo permiten, atacará. Ahora lo que debe hacer es intentar dar lo mejor de sí mismo", prosiguió el italiano, que destacó "la cohesión" del equipo Sky.

A pesar del abandono de un compañero de equipo sólido como Kanstantsin Siutsou en la tercera etapa, "el equipo Sky respondió muy bien", constató Alain Gallopin, director de la formación RadioShack.

"Es un Tour para un contrarrelojista, por tanto para Wiggins. Con más de 100 kilómetros de contrarreloj, un escalador parte con una desventaja de 7 u 8 minutos", añadió.

Gallopin asimismo dijo que "Sean Yates (director deportivo de Sky) está en el coche. Trabajó varios años con Johan Bruyneel y Armstrong, sabe cómo gestionar un Tour porque tiene experiencia y no cometerá errores".

Los Pirineos no deberían afectar a la carrera, excepto que intervenga algún elemento externo, quizás "las altas temperaturas previstas", recordó Valerio Piva (Katusha).

"Sin embargo, estamos en la última semana del Tour. Si el décimo clasificado ataca meterá miedo al quinto, no al líder. Será el equipo del quinto ciclista el que deberá trabajar, no el del primero. Hay muchos intereses que hacen que el maillot amarillo reciba ayuda indirecta de otros equipos", concluyó Piva.

Temas relacionados
últimas noticias