El Tour de Francia 2018 tendrá un difícil ascenso entre piedras y tierra

La etapa 10 de la ronda gala de 159 kilómetros que se correrá entre Annecy y Le Grand Bornand tendrá un tramo de seis kilómetros en la subida a Plateau des Glières que no está pavimentado.

Plateau des Glières, ascenso de seis kilómetros sin asfaltar que se correrá en el Tour de Francia.

“La carretera no está asfaltada. Serán unos kilómetros de ascenso entre bosques por caminos en los que se recuperará el espíritu de los antiguos Tours”. Así presentó Christian Prudhomme, director de la ronda francesa, la décima etapa del Tour de Francia 2018. Se refería específicamente a Plateau des Glières, en el que los corredores deberán hacer frente no solo a una dura subida, sino también a las piedras y la tierra del camino que les llevará a la cima.


Le Tour de France on Twitter

Plateau des Glières, es una subida de 6 kilómetros, que esconde nada menos que 2.000 metros de pista forestal sin asfaltar con porcentajes que alcanzan hasta el 11% de desnivel. Por ahí lleva el camino de Annecy al Grand Bornand y por ahí pedalearán los corredores del Tour, el martes 17 de julio del 2018.

Será una etapa difícil para los pedalistas. Aunque el trayecto finalice en descenso en Le Grand Bornand, tendrán que afrontar un ascenso constante, en el que alcanzarán los 1,390 metros de altura después de haber ascendido al Col de la Croix Fry. Además, en los últimos kilómetros del final de la etapa tendrán que afrontar el Col de Romme y, acto seguido, al Col de la Colombière, cumbre en la que llegarán hasta los 1,618 metros de altura, antes del descenso final.


L'Etape du Tour on Twitter

“El Tour de Francia 2018 pretende recuperar el espíritu de las rondas de antaño”, afirmó Prudhomme en la presentación del recorrido de la edición 105, que será una carrera que apueste fuertemente por los adoquines (pavés), con el mayor kilometraje en esa superficie desde 1980.

Etapa de pavés

Antes de afrontar la fracción que finaliza en el Grand Bornand. Los pedalistas tendrán que superar el temido pavés. En la etapa nueve, que tendrá final en Roubaix, contará con los 15 tramos de adoquines (21 kilómetros) diseminados en 100 kilómetros, entre el 47 y el 146, en una etapa de 154. Destacan los tramos de Mons en Pévèle y de Campin en Pévèle, de 1.800 metros.

últimas noticias