Eslovaco Peter Sagan gana la sexta etapa del Tour

Fabian Cancellara no cede el liderato de la clasificación general.

El eslovaco Peter Sagan (Liquigas) se impuso este viernes en la sexta etapa del Tour ciclista de Francia, con 207,5 km de recorrido entre Epernay y Metz (Lorena), mientras que el suizo Fabian Cancellara (RadioShack) sigue vistiendo la malla oro de líder de la prueba.

Se trata de su etapa 28 en la gran vuelta francesa como líder desde 2004, y está undécimo de una clasificación liderada por el belga Eddy Merckx, con 97 entre 1969 y 1975.

Para el eslovaco, de 22 años de edad, por su parte, ésta fue su tercera victoria de etapa desde comienzos del actual Tour, y además se trata de la primera etapa que finalizó en la altura.

En un sprint sin el campeón del mundo, el británico Mark Cavendish, retrasado por una caída colectiva a 25 kilómetros de la meta, Sagan superó claramente al alemán André Greipel, ganador de las dos etapas anteriores, quien también sufrió una caída en la jornada.

Por su parte, el australiano Matt Goss llegó tercero, por delante del holandés Kenny Van Hummel y el argentino Juan José Haedo.

Hubo varias caídas en la etapa, una de ella a 35 km de la llegada, en la que Greipel dio por tierra, así como el español Alejandro Valverde y el neerlandés Robert Gesink.

La más importante de estas caídas partió al pelotón en dos y retrasó al luxemburgués Frank Schleck, al español Alejandro Valverde y al francés Pierre Rolland, quienes franquearon la meta dos minutos más tarde respecto al primer grupo.

Otro holandés, Robert Gesink, llegó con un retraso superior a tres minutos, mientras que el último ganador del Giro de Italia, el canadiense Ryder Hesjedal, a más de 13 minutos.

Lo curioso es que la más dura de las caídas se produjo en una línea recta en plena campaña.

Adelate del pelotón, el estadounidense David Zabriskie, quien lanzó la fuga del día, fue neutralizado a 1.300 metros de la meta.

Junto al italiano Davide Malacarne, el belga Romain Zingle y el holandés Karsten Kroon, Zabriskie se escapó a 5 km de la partida en Epernay, llegando a sacar este cuarteto hasta 7 minutos de ventaja sobre el resto.

Sagan, un debutante en el Tour, había ganado en los dos primeros sprints de la competición (Seraing, en Bélgica, en la primera etapa, y en Boulogne-sur-Mer en la tercera) antes de imponerse en Metz.

A causa de las caídas, en esta jornada se produjeron algunos abandonos como el del italiano Davide Vigano (Lampre) y el estadounidense Tom Danielson (Garmin), en la masiva ocurrida a 25 km de la llegada. El holandés Wouter Poels (Vacansoleil) también abandonó la prueba tras el mismo incidente.

El sábado se disputa la séptima etapa de esta edición de la "Grande Boucle", con un recorrido de 199 kilómetros entre Tomblaine y La Planche des Belles Filles. En la jornada habrá sobre la meta unos 5,9 km con una pendiente de 8,5% a 1.035 metros de altura, que puede hacer las delicias de los escaladores.

Además, existen otros tramos con un declive del 13%, finalizando en la estación de esquí del Alto Saona, donde se espera que se puedan generar las primeras diferencias importantes entre los corredores candidatos al podio en los parisinos Campos Elíseos.