Esta vuelta es muy dura: Óscar Sevilla

“Maestro”, le dicen los integrantes del pelotón a Óscar Sevilla.

El español Óscar Sevilla, segundo ayer en Dosquebradas, es el gran favorito para ganar la edición 64 de la Vuelta a Colombia Supérate Intercolegiados, liderada por Miguel Ángel Rubiano. / Luis Ángel

Sus logros y su recorrido en las carreteras europeas le dan el derecho a ser respetado. Es que, de no ser porque su nombre se vio salpicado en la Operación Puerto, Sevilla hoy no estaría en Colombia, sino que seguramente haría parte de un equipo Pro Tour y su objetivo siguiente sería la Vuelta a España, que arranca el próximo 23 de agosto. Allá fue líder de los jóvenes en el Tour de Francia y segundo en la Vuelta a España en 2001.

“Hoy en día él no tiene rival acá en Colombia”, dice Félix El Gato Cárdenas, quien ganó esta competencia en 2012. El respeto que le tienen es impresionante, pero eso a él le resbala. Es humilde, sencillo, amiguero y muy amable con cuanta persona se le acerca. Con la obligación de retener el título de la Vuelta a Colombia, el español, segundo ayer en la séptima etapa, detrás del italiano Andrea Pasqualón, intentará hoy, entre Pereira y Manizales, sobre 199 kilómetros de recorrido, marcar diferencias y quedar bien ubicado en la general de cara a la contrarreloj que definirá la competencia el próximo sábado.

¿Cómo ha vivido esta carrera?
Nuestro equipo ha tirado más que ninguno. Aquí a la gente le da igual perder la carrera. Muchos corren porque sí y no se interesan en lograr los objetivos. Todo el año hemos asumido la responsabilidad de ser los favoritos y para eso nos hemos preparado. Que no quede duda de que vamos a dar el 100%, no como otros equipos que siempre están a la defensiva. A mí y al EPM nos gusta batallar y salir en búsqueda de la victoria.

¿Es difícil llevar la presión de ser el favorito al título?
Sí, porque todos van pendientes de uno, entonces es complicado sorprender. Por eso es que toca atacar en el momento justo, porque si no, un error te puede causar la pérdida de la competencia. Yo me siento muy bien preparado y por eso estoy tranquilo de cara a las etapas finales, que son las que terminan definiendo la carrera.

¿Qué tan complicado será ganar?
No es fácil, pero ese es el objetivo. Lo que pasa es que, por ejemplo, hay fugas de gente importante y el pelotón no sale a responder, por lo que nos toca a nosotros, para defender la posición. Lo máximo que puede pasar es que uno se canse y deje la carrera loca: que no gane ni yo ni otro favorito.

Usted compitió en las grandes pruebas europeas. ¿Son muy diferentes a la Vuelta a Colombia?
Una Vuelta a Colombia es más dura que el Tour y el Giro, por la topografía y los escaladores. Quizá allá hay más nivel en todo tipo de terreno, te aparece un Tony Martin o un Mark Cavendish, pero a la hora de escalar, el corredor colombiano es el más fuerte del mundo y más cuando está en su tierra, porque están acostumbrados a la altura, a los cambios de clima, a la humedad y al trópico. Correr aquí es muy complicado.

Pero usted escala como un escarabajo más…
Yo ya me siento un colombiano más, por todo el tiempo que llevo acá, y eso me ha ayudado muchísimo. Acá son doce días de carrera mano a mano, mientras que en un Tour son cinco días de alta montaña y los otros sólo hay que dar pedal y uno va en el lote protegido. Llega el embalaje, la fuga y así termina el día. Aquí cada día es una batalla individual, un ring de boxeo donde luchas con tus rivales directos.

¿Cómo es su vida en el país cuando no está en competencia?
La verdad es que el ciclismo es mi vida y casi siempre estoy montado en la bicicleta, no por obligación sino por pasión. Tengo muchos amigos que montan, entonces si no es en competencia, igual salgo a rodar con ellos. Cuando tengo tiempo me gusta estar con mis hijas, mis amigos e ir a comer o compartir con ellos.

¿Ha pensado en regresar a vivir a España?
Algún día llegará el momento de regresar, pero la verdad es que será a largo plazo, por ahora acá en Colombia me siento muy feliz.

[email protected]

 

últimas noticias

Los jóvenes se tomaron la Vuelta a Colombia

Fabian Puerta, positivo en control al dopaje