Etapa y liderato para Tadej Pogacar en la Tirreno Adriático

Noticias destacadas de Ciclismo

El esloveno desplazó del primer lugar al sorprendente belga Wout Van Aert. Sergio Higuita llegó tercero y Nairo Quintana quinto, las mismas posiciones en las que quedaron en la clasificación general.

Espectacular resultó la cuarta etapa de la Tirreno Adriático, en la que el esloveno Tadej Pogacar logró la victoria y asumió el liderato, por delante del belga Wout Van Aert, quien se defendió de los ataques de varios escaladores natos, entre ellos los colombianos Egan Bernal, Nairo Quintana y Sergio Higuita, pero al final sucumbió ante el campeón del Tour de Francia 2020.

En la parte final de la carrera, Pogacar, reciente ganador del UAE Tour, demostró su gran momento y llegó en solitario a la meta, mientras que británico Simon Yates fue su escolta. Sergio Higuita fue tercero, Mikel Landa cuarto y Nairo Quintana, quinto. Un poco más atrás, porque se descolgó en el último repecho, arribó Egan Bernal.

Pogacar, del equipo UAE Emirates, dio un gran golpe al ganar la etapa reina de la carrera de los dos mares, un recorrido montañoso entre Terni y Prati di Tivo, sobre 148 kilómetros.

El prodigio esloveno de 22 años es líder con 35 segundos de ventaja sobre el belga Wout Van Aert, que inició la jornada en el primer puesto. El vigente campeón mundial, el francés Julian Alaphilippe, tercero en la general al inicio de la jornada, sufrió en la subida final y terminó a un minuto y 45 segundos de Pogacar.

Lea también: Primoz Roglic domina la París-Niza

Tras un comienzo de etapa animado por cinco escapadas, el ascenso final hacia Prati di Tivo (14,5 km al 7% de media) provocó una batalla entre los ganadores de los tres últimos Tours; Geraint Thomas (2018), Egan Bernal (2019) y Pogacar. El esloveno no dejó ninguna opción a sus rivales, a pesar del regreso de Yates, que finalizó a seis segundos del vencedor.

Para Colombia la jornada fue positiva porque además del buen remate de Higuita, que el viernes había terminado cuarto, Nairo Quintana logró mantenerse con los favoritos y Egan Bernal, aunque cedió terreno, atacó a siete kilómetros del final. “Este año voy a convivir con el dolor, hay que tener los pies en la tierra, hay que saber que es una lesión muy complicada (de la que se recupera en la espalda). Por una parte, quiero ser optimista, pero por otra parte, quiero ser realista”, aseguró el campeón del Tour 2019.

Comparte en redes: