"El aislamiento preventivo obligatorio se extenderá hasta el 27 de abril": Iván Duque

hace 5 horas
contenido-exclusivo

Fabian Cancellara, el Espartaco más competitivo de todos

El pedalista suizo, que se retiró se retiró en 2016, es uno de los mejores contrarrelojistas de la última década. Sus victorias y sus maneras fueron polémicas a lo largo de su carrera.

El suizo ganó oro en la contrarreloj en Pekín 2008 y Río 2016.Twitter Fabian Cancellara

Se sabe que sus padres son italianos y por eso habla este idioma muy bien. Y que balbucea el español, pero se hace entender. Y lo entiende. También que de niño practicó fútbol y esquí, pero que un día vio una bicicleta en el garaje de la casa  se olvidó por completo de lo demás. Cuentan que en las montañas nevadas de su natal Wohlen bei Bern bajaba con destreza y que a pesar de ser muy delgado no perdía el equilibrio. Y que siempre fue competitivo, mucho, al punto de recurrir a cualquier cosa para ganar. Fabian Cancellara creó una fama de ser grosero, tosco y descortés, no solo con la prensa que lo asediaba luego de los triunfos sino con sus mismos compañeros de equipo.

Incluso se llegó a decir que no toleraba la derrota y que eso lo llevó, en varias ocasiones, a recurrir a la trampa. Y aunque nunca se le probó nada, pues al interior del lote mundial hubo respeto por su nombre y su trayectoria. De hecho, en 2010, luego de que se impuso en el Tour de Flandes y la París-Roubaix, dos de los cinco monumentos de la temporada, en Italia aumentó el rumor de que Cancellara era uno de los ciclistas (decían que habían muchos) que llevaba un motor en su bicicleta. El ex ciclista italiano Davide Cassani realizó un video en el que muestras cómo funcionaban (funcionan) los motores que permiten ir, en plano, a 50 km/h. 

De hecho, en los kilómetros finales de la París-Roubaix una imagen generó dudas. Cancellara, que iba con la camiseta roja de campeón nacional de ruta de Suiza, para al grupo de punteros con mucha facilidad al tiempo que la cadencia en su pedaleo no aumenta, se mantiene, y va a mayor velocidad aunque la relación de su bicicleta tampoco cambia. De hecho, los otros corredores miran asombrados a Cancellara que, sin el mayor esfuerzo se aleja de los demás y ya se hace imposible alcanzarlo.

En el sector del pavé, tras un análisis detallado que hizo un medio italiano, se ve cómo Cancellara levanta el dedo índice de su mano derecha, en un par de ocasiones para ejercer fuerza sobre el manillar y, de manera inmediata, aumenta la velocidad de su bicicleta. Eso sí, el pedaleo y la relación siguen constantes. Algo similar ocurre en el Tour de Flandes, en uno de los ascensos más complicados. Fabian va con Tom Boonen en la punta de carrera, codo a codo, y de repente el suizo hace una presión y en una vía, que más parece una pared, saca una amplia ventaja mientras que el belga, con movimiento de torso y cabeza, trata de seguir adelante, parado en los pedales.

Sumado a eso, el que fuera llamado el sucesor de Miguel Induráin por su contextura y su potencia sobre la bicicleta (nunca ganó una de las tres grandes) estuvo relacionado con la Operación Puerto, así lo negara al igual que con el tema del motor en la bicicleta. En 2016, con una trayectoria ya creada, con el respeto de los demás corredores y cerca del retiro, Cancellara ganó la contrarreloj de los Juegos Olímpicos de Río , su segundo oro en estas justas luego del alcanzado en Pekín 2008, con un tiempo impresionante

De inmediato, el Trek, su equipo por ese entonces, lo felicitó a través de sus redes sociales, algo normal, pero lo que llamó la atención fue la respuesta que dio Lance Armstrong a esa publicación. “Luigi”, dijo el norteamericano haciendo alusión al médico Luigi Cecchini, relacionado con el dopaje en Europa y quien le preparaba los componentes nutricionales al suizo antes de cada competencia. Nuevamente Espartaco, como se le conoció durante su carrera, no quiso hablar del tema.

¿Qué hay de la vida de Cancellara?

 

Desde su retiro, el suizo se dedicó a su empresa de Omata que fabrica elementos electrónicos para ciclismo como potenciómetros y demás. Igualmente, organiza grandes fondos conocidos como Chasing Cancellara en los que compite con pedalistas aficionados. También organiza carreras de triatlón. De hecho, es embajador de una empresa privada que organiza este tipo de eventos para sus empleados (campamento de entrenamiento), además de participar en ellos. No le interesa dar entrevistas, tampoco hablar mucho de ciclismo. Simplemente quiere seguir ligado a la actividad deportiva desde otro ángulo, desde un lado en el que no se le cuestione por sus acciones y no se le ponga en tela de juicio su actuar.

Estos son algunos de sus triunfos:

Juegos Olímpicos

Oro Pekín 2008 Contrarreloj

Oro Río 2016 Contrarreloj

Campeonatos del Mundo

Oro Valkenburg 1998 Júnior

Oro Verona 1999 Júnior 

Plata Plouay  2000Sub-23

Bronce Madrid  2005 Contrarreloj

Oro Salzburgo 2006 Contrarreloj

Oro Stuttgart 2007 Contrarreloj

Oro Mendrisio 2009 Contrarreloj

Oro Melbourne 2010 Contrarreloj

Bronce Copenhague  2011 Contrarreloj

Bronce Florencia 2013 Contrarreloj

World Tour

8 etapas del Tour de Francia

3 etapas de la Vuelta a España

1 Tirreno Adriático

3 París-Roubaix

3 Tours de Flandes

1 Milán-San Remo

1 Tour de Suiza

 

 

 

909978

2020-03-18T13:23:04-05:00

article

2020-03-18T13:23:04-05:00

icamaya_1278

none

Camilo Amaya

Ciclismo

Fabian Cancellara, el Espartaco más competitivo de todos

57

5463

5520

1