El colombiano sigue mandando en China

Fernando Gaviria, el ciclista imparable

El antioqueño, de 23 años, ganó la segunda etapa del Tour de Guangxi y llegó a 12 triunfos en la temporada.

Fernando Gaviria estuvo de nuevo en el podio, luego de su segundo triunfo consecutivo en China. / Quick Step Floors

En un embalaje se podría decir que la suerte es imprescindible. Que nadie se meta en la línea de carrera, que un habitual roce con los codos no genere una caída y que la bicicleta responda a la alta exigencia que se le pide. Sin embargo, cuando se domina el arte de la velocidad, de acelerar en segundos lo que a otros le tomaría minutos, el azar es algo irrelevante. Así le sucede a Fernando Gaviria, el colombiano que rompió los esquemas demostrando que en nuestro país no solo se forjan escaladores. El antioqueño volvió a ganar en el Tour de Guangxi, mantuvo el liderato y sumó su triunfo 12 de la temporada, suceso histórico para el pedalista que apenas tienen 23 años y a quien, al parecer, su temeraria forma de correr no le permite entender de imposibles. (UCI aprueba recorrido de la carrera Oro y Paz)

Este viernes la segunda etapa de la carrera asiática fue un deja vu de la primera. Remate en terreno plano, lanzadores haciendo el trabajo a pocos kilómetros de la meta y los hombres más rápidos en su habitual duelo del final. Lo único diferente es que Gaviria no ganó con la comodidad del día anterior, cuando la ventaja le permitió abrir los brazos y mirar hacia ambos lados. Esta vez no. Los ojos estuvieron clavados en el asfalto, como si estuvieran trazándole el recorrido a las piernas. Las manos en el manillar, fuertes y con tal energía, que se marcaron una a una las venas. Los brazos, tensos como un tambor y las piernas a toda máquina.

Así derrotó al alemán Max Walscheid, cuarto en la jornada inicial, y al holandés Wouter Wippert, el compañero de Rigoberto Urán en el Cannondale. Lo cierto es que el ciclista de Quick Step Floors parece tener gasolina desde el principio de la temporada hasta el final, pues sigue embalando con la misma intensidad física como lo hizo el 23 de enero en el Tour de San Juan, en Argentina, o el 7 de mayo cuando celebró su primer éxito en el Giro de Italia. “Los kilómetros en las piernas son como los años para el vino”, dijo alguna vez el campeón italiano Gino Bartali. (Ciclista francés falleció en un accidente en el Tour de Nueva Caledonia)

Apenas cruzó la meta y recuperó el aliento, luego de las tres horas, 43 minutos y 54 de incesante pedaleo, el intocable Gaviria, el imparable corredor colombiano, organizó sus gafas, también su pelo y se subió dos veces al podio para recibir el premio del ganador del día y la camiseta roja del líder de la carrera. Querer ir siempre más allá lo tiene como uno de los hombres relevación del pelotón World Tour junto a Tom Dumoulin, ganador del Giro de Italia, carrera en la que el nacido en La Ceja, Antioquia se impuso cuatro veces, siendo la sensación en la edición 100.

Este sábado será la tercera jornada con 125,3 km en la población de Nanning, una llegada en plano en la que Gaviria tiene todo para festejar una vez más.

 

últimas noticias