A Froome no lo detienen ni las caídas

El británico continúa líder de la Vuelta a España. Esteban Cháves se mantiene tercero a 2:13.

Chris Froome (izq.) en el momento en el que llega a la meta tras la dura jornada. AFP

La rudeza del ciclismo no distingue camiseta y mucho menos nombres. Este jueves, en la etapa 12 de la Vuelta a España, el líder Chris Froome terminó dos veces contra el asfalto caliente, luego de disfrutar del clima primaveral por 142 kilómetros. Una curva cerrada en un descenso serpentino lo traicionó. El experimentado de la bajada lució como un novato y sucumbió en la incertidumbre del peligro. Adelante, Alberto Contador, que había atacado en plena subida al Torcal, sin respuesta de nadie y en solitario, se mostró intrépido. Y ese impulso tuvo su premio, pues el español le descontó al británico más de un minuto al ser el mejor de los favoritos en el día (puesto 13).  (Vea el especial de la Vuelta a España)

Pero volvamos a Froome y su doble tropiezo. No es la primera vez que el ciclista del Sky prueba la dureza de la carretera en una grande. Este año, en el Tour de Francia, el ciclista de 32 años se cayó en la segunda etapa junto al colombiano Sergio Luis Henao, que le estaba poniendo su rueda. Se paró como si nada y siguió pedaleando, mirando la máquina que lleva en el manillar para encontrar su cadencia. Ni siquiera en esos momentos apela a las sensaciones. Es el hombre de la tecnología, el ciclista de los números y las estadísticas. Eso sí, nada deja de ser un susto, sobre todo por el apoyo de sus gregarios, que de inmediato se quedan, como demanda la lógica de este deporte, y hacen el desgaste para llevarlo de nuevo o para que no se abra una enorme brecha con sus rivales. La desgracia fue tolerable, sobre todo en los tiempos, pues Froome sólo perdió 20 segundos con el italiano Vincenzo Nibali, su más cercano perseguidor.

El colombiano Esteban Chaves también sacó provecho del infortunio y se acercó un poco más. El calculador del lote World Tour, el que todo lo tiene bajo control, se desconcentró y demostró que también es un ser humano, aunque a veces, con su poco ortodoxo pedaleo y su fuerza descomunal, nos haga creer que es de otro planeta.

Más allá de que todos triunfaron un poco en esta jornada por la calamidad del británico, el vencedor de la jornada fue el polaco Tomasz Marczynski, quien, con un tiempo de 3 horas, 56 minutos y 45 segundos, se quedó con la victoria luego de 160,1 kilómetros. El mejor colombiano de la jornada fue Miguel Ángel López, del Astana, al cruzar en la casilla 15 a 7:47, dos puestos por encima de Chaves. Al líder de la Vuelta sólo le dio para llegar de 32, apaciguando un momento que hubiera podido ser peor. El responsable de apagar el incendio fue el holandés Wout Poels, que sin importar el cansancio fue la locomotora que llevó a buen puerto al vagón principal.

Este viernes será la jornada 13, una etapa llana de 198,4 km entre las poblaciones de Coín y Tomares. Día para reducir el desgaste a su mínima expresión, sobre todo porque este sábado volverá la alta montaña con un final de premio fuera de categoría en la sierra de La Pandera, el lugar perfecto para que la general se dinamite de nuevo.

 

últimas noticias

Los jóvenes se tomaron la Vuelta a Colombia

Los jóvenes se tomaron la Vuelta a Colombia

Fabian Puerta, positivo en control al dopaje