Froome parece imbatible en el Tour de Francia

El vencedor de la etapa de este viernes fue el holandés Tom Dumoulin. Sin embargo, el líder del Sky fue el gran ganador de la jornada al ampliar la diferencia sobre los favoritos al título. Nairo Quintana pierde 2’ 59’’.

Chris Froome, líder del Tour de Francia 2016. / Efe
Chris Froome, líder del Tour de Francia 2016. / Efe

Chris Froome no tiene rival. Prácticamente liquidó el Tour de Francia en la etapa contrarreloj de este viernes, en la que no ganó, pero les sacó una amplia ventaja a los otros favoritos al título. Es cierto que queda poco más de una semana de competencia, con etapas en ascenso en las que el británico podría flaquear, pero el punto es ese: se ve imbatible y en forma óptima. Y Nairo, por ejemplo, ha demostrado debilidad ante el mejor pedalista del mundo. (Conozca las etapas del Tour de Francia en nuestro especial)

Las opciones del ciclista colombiano para ganar esta edición del Tour de Francia se ven cada vez menores. Esta semana no ha sido buena para él, y tras la crono ya lo separan 2 minutos y 59 segundos del británico. “Estar a casi tres minutos de Chris Froome es mucha diferencia, pero el Tour no ha terminado, queda mucha montaña y quiero recuperarme bien para seguir en la lucha. Aún no hemos dicho la última palabra”, afirmó el líder del Movistar, quien explicó que “lo he dado todo, pero hacía mucho viento y con mi peso (56,5 kilos) es un factor que me afecta mucho más que a otros más corpulentos. Al final me he encontrado mejor y he tenido más respuesta que en las zonas más desprotegidas”.

Nairo tenía entre sus cuentas ceder tiempo en la crono, pues aunque ha venido trabajando en los últimos meses en este tipo de pruebas, era consciente de que no son su fuerte y sí el de su rival. No obstante, perdió dos minutos y eso es mucho. Froome voló y el sueño amarillo del boyacense se ve enredado porque el líder del Sky está imbatible.

Es cierto que el mejor momento de Nairo en el Tour de Francia siempre ha llegado en la última semana, en los Alpes, donde ha hecho sufrir a Froome en otras ocasiones, pero quizás esta es la ronda gala en la que mayor diferencia se nota entre el británico y el colombiano. En la etapa del jueves, del ascenso al Mont Ventoux, cuando parecía que sería el momento de Nairo, no pudo separarse de Froome y fue el contraataque más fuerte lo que hizo que el colombiano cediera un valioso tiempo en la general.

Pero aunque el Tour parezca un imposible para Nairo este año, hay que destacar que el colombiano está luchando en las posiciones de privilegio. No podría tomarse como un fracaso una presentación en la que es posible subirse al podio de una carrera de semejante magnitud como el Tour de Francia, algo que en toda la historia del ciclismo colombiano sólo han podido hacer él (2013 y 2015) y Fabio Parra (1989). Además, tiene 25 años y le quedan muchas más participaciones en la ronda gala. Froome, por ejemplo, ganó su primer Tour cuando tenía 29 años. Cada pedalazo que dé Nairo en este Tour de 2016 le servirá como experiencia para el resto de su carrera. Ya ha demostrado de lo que es capaz y no necesita convencer a nadie de su talento. Si continúa su evolución, como lo ha hecho hasta ahora, le llegará el día de hacer realidad su sueño amarillo.

En esta edición, su equipo no ha estado a la altura. El director del Movistar no ha contado con suerte en la elección de los corredores, pues varios de los gregarios de lujo han sufrido caídas o problemas de salud que no les han permitido aparecer en los momentos claves, como sí lo han hecho los gregarios de Froome, entre ellos el colombiano Sergio Luis Henao, gran protagonista de la carrera.

Este sábado se disputa la etapa 14 con un recorrido de 208,5 kilómetros entre Montélimar y Villars-les-Dombes Parque de los Pájaros, con tres puertos de montaña de cuarta categoría, y seguramente no habrá grandes cambios en la general.

últimas noticias