Ganó la Vuelta a Colombia: La revancha de Mauricio Ortega

El año pasado perdió el título en la contrarreloj final, pero ayer lo conquistó por apenas dos segundos de ventaja sobre el español Óscar Sevilla, quien vendió cara su derrota. Espectacular definición en las calles de Tunja.

Mauricio Ortega, del equipo Supergiros Redetrans, se coronó ayer campeón de la Vuelta a Colombia. / Supergiros
Mauricio Ortega, del equipo Supergiros Redetrans, se coronó ayer campeón de la Vuelta a Colombia. / Supergiros

Aunque sentía que todavía tenía mucha fuerza en sus piernas, en enero pasado Mauricio Ortega alcanzó a contemplar la posibilidad de retirarse. La incertidumbre de no tener equipo para la temporada 2015 lo llevó a pensar en colgar la bicicleta y buscar nuevos rumbos, aunque con 35 años recién cumplidos un ciclista no es tan veterano.

Pero una tarde llegó la llamada salvadora de Libardo Montoya, el mánager del equipo Supergiros Gane Redetrans, que vio en el pedalista antioqueño el hombre indicado para liderar su proyecto de este año.

Lo que ninguno de los dos imaginó es que fueran a tener tanto éxito. Ayer, en una dramática definición, Ortega se coronó campeón de la edición 66 de la Vuelta a Colombia Infraestructura en Marcha, al superar por apenas dos segundos al español Óscar Sevilla, del EPM Une Tigo, ganador en las tres versiones anteriores de la carrera por etapas más importante y tradicional de América.

Ortega, nacido el 22 de octubre de 1980 en Salgar (Antioquia), se convirtió así en uno de los pocos ciclistas que han ganado Vuelta y Clásico RCN, las dos pruebas insignias del calendario nacional.

Para él fue una gran revancha, pues el año pasado perdió el título en la contrarreloj final, cuando fue superado precisamente por Sevilla. También había sido segundo en 2008 y tercero en 2013, además de cuarto en 2009 y 2014.

“Estoy realmente contento. La luché mucho. Por años traté y traté, hasta que se me dio. Doy las gracias al equipo, a mis compañeros, a mi familia, y en general a toda la gente del ciclismo, este deporte tan lindo que brinda espectáculo y alegra mucho a la gente”, señaló el nuevo campeón, que se vistió de amarillo el domingo pasado en Manizales y no soltó más el liderato, tal y como se lo prometió a sus allegados.

“Fue una carrera muy dura, extremadamente táctica. Esta última semana hubo drama en todas las etapas. Un día yo le cogía cinco segundos y al otro él (Sevilla) me descontaba dos. Las fuerzas estaban muy parejas y por eso se pronosticaba un final así de cerrado”, explicó.

Ortega llegó a la última fracción, entre Sopó y Tunja, con cuatro segundos de ventaja sobre Sevilla. Llegaron juntos al último kilómetro, en donde un ataque de Álex Cano, el tercero en la general, rompió el lote. Ortega se puso a rueda y logró soltar al español y a su compañero Fabio Duarte, por lo que a 200 metros de la meta no había duda de que el paisa se coronaría campeón.

Pero como el gran campeón que es, Sevilla reaccionó y tiró sus retos en el último ascenso, y a 50 metros de la línea de llegada sobrepasó al hombre de la camiseta amarilla.

La fracción la ganó Wilson Marentes, del equipo Ebsa, pero toda la atención estaba puesta en la definición del título. Sevilla cruzó a 2:36 del vencedor y Ortega muy poco después.

Hubo incertidumbre por algunos minutos. Nadie se atrevía a anunciar el campeón, hasta que la organización oficializó el resultados. Ortega llegó a dos segundos de Sevilla y por dos más se coronó campeón.

“El ciclismo me ha dado esta bonita revancha. Ganamos con un equipo pequeño, pero de gran corazón, una familia. Ha sido una carrera muy bonita, en la que todos corrimos al ataque”, agregó Ortega, quien recorrió los 1.723 kilómetros que sumaron las 13 etapas en 41 horas y 44 minutos.

El antioqueño se quedó además con el título de la montaña. El Coldeportes Claro fue el mejor equipo, el campeón novato fue Juan José Carrero, el sub-23 Aldemar Reyes, el de las metas volantes Steven Cuesta, el de la regularidad Frank Osorio y el de puntos Óscar Sevilla.