Groenewegen recibió amenazas de muerte tras el accidente de Jakobsen en el Tour de Polonia

Noticias destacadas de Ciclismo

Dylan Groenewegen contó sobre las amenazas de muerte que recibió luego del accidente con Fabio Jakobsen en el Tour de Polonia.

Días difíciles vivió Dylan Groenewegen, integrante del Jumbo-Visma tras el accidente que provocó en el Tour de Polonia con Fabio Jakobsen (Deceuninck Quick-Step). El ciclista neerlandés contó en una entrevista que durante varias semanas tuvo que ser protegido por la policía, pues recibió amenazas de muerte debido a lo sucedido en la primera etapa de la carrera.

“Hubo amenazas tan concretas y serias que llamamos a la policía unos días después del accidente. Las semanas siguientes la policía vigiló nuestra puerta. Ya no podíamos salir de casa espontáneamente. Si quería salir un momento, había un oficial a mi lado para que no pasara nada”, dijo Groenewegen.

Puede leer: Tao Geoghegan Hart: “Sería feliz de ver a un equipo colombiano en el World Tour”

El golpe que sufrió Fabio Jakobsen contra las vallas fue tal que la valoración medica arrojó contusión craneal, fractura de cráneo y paladar y pulgar, nariz rota, pérdida de diez dientes, zonas arrancadas de la mandíbula, cortes en el rostro y en la cavidad del corazón, 82 puntos de sutura y contusiones en el nervio bucal, hombros, pulmones y glúteo.

Groenewegen contó que una vez le dejaron una soga en la entrada de su casa, y que debido a ese mensaje decidió tomar medidas de seguridad para protegerse a él y a su familia.

Le puede interesar: Las decisiones fuera del molde de Tom Dumoulin

“Al principio realmente tienes un shock en tu cuerpo. Tenemos una alarma en nuestra casa y se apagó exactamente durante ese período. Entonces tienes las cosas más locas en tu cabeza. También hemos tenido una falsa alarma algunas veces, luego te asustas. Mientras que simplemente me había olvidado de apagar la alarma por la mañana. (...) También recuerdo que una noche cenamos con mis padres. En el camino, un coche pasó detrás de nosotros. Comenzó a hacer señales y se dirigió en diagonal detrás de nosotros. Al final nos adelantó en un camino donde eso era realmente imposible. Entonces entra el pánico. Momentos después gira a la derecha y no pasa nada. Empiezas a imaginar cosas que no existen en absoluto”, afirmó.

La recuperación de Fabio Jakobsen tardó alrededor de cuatro meses. A finales de 2020, el pedalista neerlandés había logrado subirse de nuevo a la bicicleta.

Comparte en redes: