Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 1 hora

“Lo que ha hecho Nairo es valioso”: Víctor Hugo Peña

El exciclista de 42 años sigue siendo el único colombiano en la historia que se ha vestido de amarillo en un Tour de Francia. En 2003, con el equipo US Postal, fue líder durante tres etapas. Entrevista.

Víctor Hugo Peña, cuando se vistió de amarillo en el Tour de 2003. / EFE
Víctor Hugo Peña, cuando se vistió de amarillo en el Tour de 2003. / EFE

Víctor Hugo Peña había sido quinto en el prólogo inicial del Tour de Francia en 2003, por encima de sus compañeros de equipo y eso le daba la primera opción en caso de que su escuadra ganara la contrarreloj por equipos. El US Postal era muy fuerte en esa especialidad. “Hoy Colombia te va a ver de amarillo, Víctor. Vas a ser el primer colombiano líder del Tour”, le decía Lance Armstrong cada vez que rotaban y se acercaban a la meta. Esas palabras lo llenaron de tanta energía, que hubo momentos en los que sus compañeros le pidieron que bajara el ritmo porque iba como una bala. Faltando tres kilómetros le entró un temor gigante. Llegó a pensar que en cualquier momento el director de su equipo le diría que no llegara a meta para que Armstrong fuera el líder. Por eso se quitó el audífono y no escuchó más la radio. En caso de que le dieran una orden no tenía cómo escucharla. Nunca lo había hecho, pero tenía claro que no quería saber nada.

Ese 9 de julio Víctor Hugo subió al podio, se puso la amarilla y hasta el 11 la mantuvo. Una experiencia para el inolvidable y un lujo que no se ha podido dar otro colombiano.

El ahora técnico del equipo Arroz Sonora -Dimonex habló con El Espectador sobre esta edición del Tour, en la que considera que Nairo ha hecho las cosas bien, a pesar de estar tan lejos de Chris Froome.

¿Lo ha sorprendido este Tour de Francia?

Es que el Tour es una carrera que no admite vaticinios ni presagios. Creo que un error que se cometió en Colombia es que de repente se piensa que el que más suene en las redes sociales es el que más tiene posibilidades de ganar. Una cosa clara es que Nairo está en una posición como la de Lucho Herrera, Fabio Parra o Santiago Botero. Nairo es de los posibles ganadores, pero eso no quiere decir que al que le entregaran el trofeo era a él y ya. La gente lo hace ver tan fácil, que el aficionado del común se vuelve crítico y habla sin saber. Mucha güeva Nairo, no fue capaz, dicen. Pero lo que ha hecho Nairo es valioso.

¿Se sorprendió con los ataques de Froome en momentos inesperados?

Un corredor que va a ganar el Tour tiene que estar muy atento. Y eso es lo que le ocurrió a Froome. Dio la impresión de que tenía preparado el ataque en bajada, pero eso es algo que se da en el momento. Aprovechó el descuido de sus rivales y ahí marcó una diferencia importante.

Además lo rodea el mejor equipo, el Sky…

Tal cual. En el Sky uno de sus gregarios es Sergio Luis Henao, un colombiano tan bueno como Nairo. Wouter Pauls también es un corredor que podría disputar la carrera, incluso el mismo Geraint Thomas. En Movistar, Quitana y Valverde son los únicos de gran categoría. Eso se sabe en cuánto cobran. Comparen sueldos entre Sky y los demás equipos y verán.

¿Cree que Movistar también ha tenido mala suerte, pues no le respondieron los refuerzos?

Sí. Un poco puede ser mala fortuna, pero algo que hay que tener en cuenta es que Movistar es español y fue hecho para Valverde. El mejor corredor que ha tenido España en los últimos 10 años. No puede ser que este equipo español hecho para Valverde ahora trabaje para un colombiano. Acá no es de sentimentalismo. No es que nos negreen, es de negocios. El Movistar tiene un corredor de tantísimo nivel como Nairo y se la juegan por él, pero no pueden descuidar a su real jefe de filas que es Valverde. Primero fue el 1 que el 2. Nairo debería sentirse alagado porque un corredor como Valverde le haga su labor de compañía.

¿Confía en que Nairo se meterá en el podio por tercera vez consecutiva?

Si Nairo tiene un buen día, como lo ha hecho en la tercera semana en ediciones anteriores, podría meterse en las posiciones de privilegio. Pero es que eso no lo saben ni los mismos ciclistas. Uno puede amanecer mal un día, y chao. Es algo que no se puede predecir, es esperar a ver qué pasa. No es que yo crea en Nairo, con el corazón diría incluso que puede ser campeón, pero hay que hablar con la razón.

¿Froome es imbatible?

Ningún corredor es imbatible, pero llegó mejor. Seguramente este año ya no le ganen, pero eso no quiere decir que no se le pueda ganar nunca.

¿La edad de Nairo (26) es esperanza de que en el futuro podrá ganar el Tour?

Vea, Ulrich a los 21 años fue segundo, a los 22 ganó y nunca más volvió a hacerlo. Indurain ganó a los 27 y repitió hasta los 31. Firmin Lambot ganó a los 36. Eso de la edad no es una variable que se pueda medir porque no se puede comparar sin conocer los que vendrán. Yo siendo Nairo no puedo medirme por edad. Eso no es así, cada corredor es una máquina diferente.

Pasa el tiempo y sigue siendo usted el único colombiano que se vistió de amarillo…

Cada vez me siento más afortunado por eso. No sólo los colombianos no han logrado vestirse de amarillo, muchos europeos duros como Alejandro Valverde no han podido hacerlo. El último francés fue Thomas Voeckler. Es un mérito, una camiseta tan apetecida, que eso lo hace bien difícil. Pero eso no lo hace a uno peor o mejor. Sigo teniendo una fortuna, el único colombiano líder, pero con la categoría de ciclistas que tenemos ya casi llegará el que no sólo se vista de amarillo en alguna etapa, sino que gane el Tour.

¿A quiénes destaca de los que vienen?

Tenemos a Nairo Quintana, Esteban Chaves, Miguel Ángel López, Aldemar Aguirre, Jerson Reyes, Sergio Luis Henao. También se habla mucho de Egan Bernal, que pienso que hay que esperar a que compita en carreras más importantes. Pero hay mucho talento.

¿Cómo le va a usted en el rol de técnico del equipo Arroz Sonora – Dimonex?

Lo mío siempre será el deporte y el ciclismo. Después de esa desilusión con el Team Colombia, tuve la mala fortuna de rodearme de hampones, pensé que había confiado en gente ideal, pero al primer momento de ganarse un dinero me dejaron por fuera y se olvidaron del sueño de volver con un equipo colombiano al ciclismo grande. Eso hizo que me alimentara la idea y comenzara con el equipo Sonora – Dimonex. Vamos despacio, con la intención de crecer. Mi idea es volver con un equipo colombiano con corredores colombianos capos a una de las grandes.

¿Qué se necesita para que ese proyecto dé frutos?

Sólo necesitamos dinero, acá está lo demás... En Colombia también tenemos empresas con el dinero, pero necesitamos hacer un proyecto serio.

 

últimas noticias

El laberinto de Nairo en el Tour

El “Chepe” Castro, un entrenador de la vida