“Hay que trabajar con los ciclistas pequeñitos”: Leonardo Duque

El vallecaucano, referente de los embaladores colombianos en la década pasada, ahora disfruta con los éxitos de su sucesor, Fernando Gaviria.

Leonardo Duque, en 2007, cuando ganó al embalaje una etapa de la Vuelta a España.

Nadie más autorizado para hablar de la excelente presentación de los ciclistas colombianos Fernando Gaviria y Nairo Quintana en el Giro de Italia que Leonardo Duque, hasta hace un par de años el gran referente de los embaladores de Colombia. (Conozca la historia del Giro de Italia: 24 victorias para Colombia)

El vallecaucano, de 37 años de edad, acaba de dejar el ciclismo profesional, luego de 14 temporadas de carrera, seis de ellas —entre 2006 y 2012— en el equipo Cofidis, por entonces uno de los mejores del mundo.

Duque disputó 13 grandes, cuatro Giros, tres Tours y seis Vueltas. Formado en la pista, en la ruta se destacó por ser un buen pasista y especialista en las llegadas masivas. Obtuvo 14 triunfos en Europa, el más importante de ellos en una etapa de la Vuelta a España, cuando superó a los mejores embaladores del momento, como lo hace hoy más constantemente Fernando Gaviria.

Duque está radicado en Francia con su esposa y sus dos hijos. Trabaja con la organización del Tour y en un proyecto propio: montar una tienda de bicicletas.

¿Qué opina de lo que está haciendo Fernando Gaviria? Con apenas 22, años ya lleva más de 20 victorias, dos de ellas en este Giro.

Es fabuloso. Tiene mucho talento y su condición física le ayuda mucho. Tiene la mentalidad que se necesita y además llegó al equipo ideal para seguir mejorando. Es astuto en los metros finales y se sabe ubicar.

¿Uno nace o se hace embalador?

Hay que tener el don, pero se necesita mucho trabajo, sacrificio, para poder aprovecharlo. Especialmente para los esprinters, el equipo influye mucho. Digamos que a nivel Pro Tour el trabajo de los compañeros dobla las opciones de triunfo.

¿Hasta dónde cree que va a llegar?

Tiene el potencial para ganar muchas etapas en las grandes carreras y títulos en clásicas. Debe mantener la cabeza fría y saber manejar la fama, que a veces es lo más difícil, mantener una correcta vida personal. Está muy joven. Si se cuida puede correr 10 o 12 años fácilmente. En este Giro debe economizar fuerzas, saber levantar el pie del acelerador en las etapas que no lo favorecen y descansar bien. Yo creo que puede ganar una o dos etapas más, aunque ahora también va por la camiseta de puntos, que tiene mucho valor.

¿Se imaginó que algún colombiano llegaría a ese nivel? Usted era bueno, pero en Europa estaba en su segundo nivel entre los embaladores.

Sí, cuando yo era juvenil tampoco era el mejor en Colombia, pero muchos de mis compañeros no llegaron porque no tuvieron sacrificio o disciplina. Yo supe adaptarme a todo y forjar mi carrera, pero talento y capacidad siempre ha habido en el país.

¿Cuáles fueron los principales rivales que tuvo?

En Colombia, John Freddy García y Juan Pablo Forero. Internacionalmente, el español Óscar Freire y el alemán Erik Zabel.

¿Qué opina del momento del ciclismo colombiano?

Pues, aunque en los años 80 nos fue bien, ahora los muchachos están haciendo cosas que no se habían visto. Ganando etapas de todo tipo, peleando grandes vueltas, pero también carreras de una semana y clásicas de un día. Es el punto más alto de nuestra historia, sin duda.

¿Que debemos hacer para mantenernos?

Lo mismo que hacen en el campo. Los árboles viejos están ahí, ya crecieron, ahora hay que trabajar con los pequeñitos, cultivarlos. Apoyar más las escuelas deportivas y las categorías de formación, las juveniles. Ahí está la clave.

¿Y cómo ve a Nairo?

Está muy fuerte y tiene un gran carácter y buena experiencia. Si no tiene inconvenientes físicos ni caídas, va a pelear el Giro hasta el final.

¿Cómo ven a los ciclistas colombianos en Europa?

Nos quieren mucho, siempre ha sido así, porque somos buenos corredores y buenas personas. Más ahora, que están saliendo tantos tan buenos.