“He estado dos segundos pensando y se me ha ido": Nairo Quintana

El colombiano reconoció que les sorprendió el ataque de Chris Froome en el descenso del puerto de Peyresourde en la octava etapa del Tour de Francia y aseguró que les sacó "un tiempo considerable".

Nairo Quintana se encuentra sexto en la general a 23 segundos del líder. / AFP

Nairo Quintana y su equipo se han movido estratégicamente durante todo el Tour. El colombiano siempre a rueda de su principal contendor, el líder de Sky, Chris Froome. Con la llegada de los Pirineos se esperaba un mano a mano entre los dos principales candidatos a quedarse con la carrera más prestigiosa de ciclismo, sin embargo, hasta restando 16 kilómetros para la llegada a meta de la octava etapa -la segunda pirenaica-, fue en el descenso que el nacido en Kenia sorprendió al escarabajo y además de quedarse con la carrera se vistió de amarillo y le sacó 23 segundos de ventaja a su más importante rival. (Vea en nuestro especial todo lo que acontece con los colombianos en el Tour).

El pedalista de Boyacá coincidió con su director de escuadra, Eusebio Unzue, quienes aseguraban que Froome aprovechó un instante de descuido al momento de “agarrar un bidón de agua” y les cogió un “tiempo considerable”.

“He estado dos segundos pensando y se me ha ido, ha tomado unos segundos. Espero que no nos cueste la carrera", aseguró Nairo tras finalizar la carrera.

A los 13 segundos que el colombiano llegó detrás de Froome, hay que sumarle los 10 de bonificación que el de Sky se llevó por quedarse con la etapa. "A ver mañana cómo podemos recuperarlo", sentenció el líder de Movistar.

Y es que la novena etapa que se disputará este domingo será la prueba reina de los Pirineos. Está se llevará a cabo entre Vielha Val D'Aran y Andorra Arcalis, en donde serán 184 kilómetros con la primera llegada en alto de la presente edición del Tour de Francia.

Más allá de recriminarle a algún compañero por no ponerse al frente del grupo perseguidor y de reconocer por parte de Quintana que esto lo “retrasó un poco”, el cafetero asumió toda la responsabilidad por lo sucedido. "El equipo ha estado excelente y lo que pasó en la parte final fue un despiste mío".

Esto es lo que hace un líder de equipo, y seguramente en las etapas restantes del Tour, que afortunadamente son bastantes, Nairo sabrá como recomponer un pequeño pestañeo y se pondrá a tope para encumbrarse de una vez por todas con la camiseta amarilla.