La increíble recuperación de la ciclista holandesa que sufrió una fuerte caída en los Olímpicos

Annemiek van Vleuten, quien sufrió una impresionante caída en el descenso de Vista Chinesa en Río de Janeiro, es una de las candidatas a ganar la prueba de ruta en el Mundial de Ciclismo en Doha.

La ciclista holandesa Van Vleuten durante la prueba de ruta de los Juegos Olímpicos. Foto: AFP

En el descenso de Vista Chinesa en los Juegos Olímpicos fue infausto para varios ciclistas. Sergio Luis Henao y Vicenzo Nibali vieron escapar allí sus posibilidades de medalla en la prueba de ruta masculina y la holandesa Annemiek van Vleuten en la prueba de ruta femenina. La pedalista fue la que más sufrió. Quedó torcida sobre el borde del andén después de caer de su bicicleta. No se acuerda de nada. La bicicleta se perdió entre los árboles mientras un silencio sepulcral se tomaba la organización de la competencia.

Ese momento trágico que vivió en los Olímpicos sólo podrá revivirlo, si así lo quiere, en video porque su memoria no lo registró. “Recuerdo que yo llevaba una ventaja sobre mis contrincantes y pensé: ‘bueno, no es necesario ir como loca cuesta abajo’, entonces comenzó a llover un poco, así que realmente estaba siendo muy cuidadosa. Pero la curva me sorprendió y no la tomé adecuadamente. Lo siguiente que recuerdo es que desperté en la cama de un hospital y mi madre estaba en el teléfono”, le dijo a la BBC la ciclista de 33 años.

Tan grave fue el estado de la pedalista holandesa, que su compañera de equipo Anna van der Breggen cuando dobló la curva pensó que estaba muerta. Pero der Breggen nunca pensó en detenerse y siguió pedaleando para ganar el oro. No obstante van Vleuten salió rápido del hospital. No se demoró ni dos semanas y ya estaba de nuevo sobre su bicicleta. Poco le importaron las tres fracturas en su espalda o la conmoción cerebral que sufrió. Había otras carreras que ganar. “La primera semana realmente estaba luchando con la idea de que estaba por ganar el oro y cometí ese error tan estúpido. Pero después me di cuenta de que pensar así no me iba ayudar a sentirme mejor. Así que comencé a trazarme nuevos objetivos”, dijo la holandesa.

Las tres vértebras rotas no estaban en un lugar peligroso en mi espalda, sólo al lado, y nunca tuvo síntomas serios por la conmoción cerebral reveló en su entrevista a la BBC. “Como ciclista estás acostumbrada a estrellarte al menos una o dos veces al año, es parte de la ocupación”. Casi pasó un mes después de que esa caída acabara con su sueño olímpico y la pedalista ya estaba celebrando su primera etapa, el prólogo del Tour de Bélgica, competencia que días después veía como se coronaba como campeona en la última etapa. “Es una especie de milagro pero me lo esperaba”, dice sin inmutarse Van der Breggen.

“Después de los Juegos Olímpicos de Londres yo no estaba pensando solo en Río. El ciclismo tiene muchas carreras atractivas, como el Tour de Flandes (que Van Vleuten ganó en 2011 y Armitstead este año), que es una carrera súper hermosa para ganar”, dice con convicción la holandesa, quien dice ver las cosas “un día a la vez, y año con año”. Así que ya está enfocada en el Mundial en Qatar, que se inició el domingo con la prueba contrarreloj y que este lunes tuvo sus crono individuales en masculino sub-23 y femenino juvenil. La pedalista competirá en la contrarreloj individual femenina de este martes y en la prueba de ruta del próximo sábado.

Temas relacionados