La insólita caída de Froome en el Tour de Francia

El incidente, inédito en la historia del Tour, sucedió en el último kilómetro y se produjo cuando el australiano Richie Porte, que marchaba junto a Froome, chocó contra una moto.

AFP

El británico Chris Froome perdió el liderato del Tour de Francia tras caerse y correr durante varios metros en las pendientes del Mont Ventoux, después de chocar con una moto este jueves en la parte final de la etapa 12, que ganó el belga Thomas De Gendt.

A falta de cuatro kilómetros, Froome atacó para conservar la camiseta amarilla. Junto con él se fue Richie Porte y después los cazó Bauke Molema. Faltaban menos de dos kilómetros para la meta cuando la cantidad de aficionados apostados a lado y lado de la vía donde trascurría la competición frenó el paso de una moto y terminaron estrellándose Molema, Porte y Froome, quien se quedó sin bicicleta.

De forma insólita, el británico comenzó a correr para no perder segundos y a continuación, recibió una bicicleta para entrar a la meta, dejando el liderato en manos de Adams Yates.

Con su bicicleta rota, Froome protagonizó una imagen inédita en la historia del Tour. Un maillot amarillo corriendo en solitario por las pendientes del Gigante de la Provenza. A continuación la organización le dejó una bicicleta y luego su equipo le dio una segunda, que fue con la que entró en meta.

Tras este incidente, Froome cae a la sexta posición en la clasificación general, a 53 segundos del nuevo líder, el sorprendente Adam Yates, a falta de confirmación de los comisarios de la carrera.

El colombiano Nairo Quintana, que había perdido el contacto con el líder minutos antes del incidente, ahora es tercero a 14 segundos del primer puesto. (Lea: Un accidente le quitó el liderato del Tour a Chris Froome; Nairo es tercero)

En la lucha por la etapa De Gendt, superviviente de la escapada del día que se formó nada más salir de Montpellier, superó en los últimos metros a su compatriota Serge Pauwels, que entró a 2 segundos, y al español Dani Navarro, que lo hizo a 14.

El Ventoux es un monte donde no hay vegetación en sus últimos kilómetros, solo piedras blancas refulgentes y afiladas que se clavan en las suelas, y los ciclistas que alcanzan su cima, a 1.912 metros, se asfixian y gritan, aire, aire.

Este monte es la desolación y el miedo, la soledad y las imágenes tantas veces emitidas, y los ciclistas enfrentados a una fuerza que sienten superior y les obliga a ir más allá de su voluntad. Ha sido testigo de hechos insólitos y otros trágicos, como la muerte del inglés Tom Simpson.

últimas noticias