¿La Vuelta será un paseo para Froome?

La competencia que se inicia este sábado en territorio francés, con el favoritismo casi absoluto del campeón del Tour de Francia, Chris Froome, verá en acción a 12 colombianos, cinco de ellos con escuadras extranjeras y siete con el Manzana Postobón.

Chris Froome será el líder del equipo Sky en la Vuelta a España. AFP

Todo hace pensar que Froome, luego de tres segundos lugares en la ronda ibérica logrará por fin la victoria que ha buscado en los últimos años puesto que no se ve ningún rival con el peso y la suficiencia necesaria para doblegarlo ya que de nuevo llega con un equipo muy sólido, como lo es el Sky británico. Además tendrá a su favor casi 14 kilómetros de la contra reloj por equipos inicial y los 40 de la fracción individual entre Navarra y Logroño en los que seguramente conseguirá una ventaja sustancial sobre sus oponentes.

En el papel aparecen con alguna opción los franceses Romain Bardet y Warren Barguill, los italianos Fabio Aru y Vincenzo Nibali, el español Alberto Contador, el holandés Steven Kruijswijk y el colombiano Esteban Chaves. Entre ellos quizás hay que destacar al francés Barguill, campeón de montaña del pasado Tour de Francia, quien se mostró muy fuerte en las etapas finales de la carrera francesa y al colombiano Esteban Chaves, tercero el año pasado, quien está recuperado de su lesión de rodilla y aprovechó el Tour para preparar esta Vuelta.

Aru no terminó en las mejores condiciones en Francia, ya que se hundió en la última semana, y Romain Bardet también finalizó esa carrera casi con los restos, mientras que Nibali, tercero en el Giro de Italia de este año, tratará de repetir su victoria de 2010 con la que abrió sus grandes momentos de gloria en las tres grandes. El español Alberto Contador se irá del ciclismo luego de esta carrera y seguramente brillará en algunas jornadas por su espíritu combativo pero su ciclo de alto rendimiento ya pasó.

El equipo continental colombiano de Manzana Postobón, que este año ha estado participando en carreras europeas y que es uno de los cuatro invitados por la organización, seguramente buscará victorias de etapa y figuración en la montaña. Juan Sebastián Molano, Aldemar Reyes y Hernán Aguirre son sus principales corredores. Hay  gran interés en que consigan una destacada participación. El que al frente de la escuadra esté como técnico Luis Fernando Saldarriaga, el formador de una buena parte de los grandes pedalistas colombianos de la actualidad, garantiza un buen rendimiento.

Miguel Ángel “Supermán” López, quien corre para el Astana, puede mostrar en esta ocasión su enorme clase si cuenta con un poquitico de suerte; Jarlinson Pantano y Darwin Atapuma serán gregarios en el Trek y en el UAE Emirates, respectivamente. Por su experiencia y sus logros pueden ser protagonistas de grandes emociones, mientras que Carlos Betancur quizás sea el “gallo tapado” del Movistar, que en esta ocasión no llega como uno de los grandes equipos del mundo.

Un recorrido extraño

La Vuelta se inicia en territorio francés, en la “españolísima” y romana ciudad de Nimes y en la mayor parte de su recorrido (15 etapas) irá bordeando el Mar Mediterráneo. En el segundo día de descanso se irá al norte para correr en la semana final en las inmediaciones del Mar Cantábrico y terminar con la tradicional etapa que llega a Madrid.

La carrera tendrá seis jornadas llanas, nueve de mediana montaña (cuatro de ellas con llegadas cortas pero duras) y seis de alta montaña: la primera en la tercera etapa en Andorra y luego en la 11, en el Observatorio Astronómico de Calar Alta; La 14,  de categoría especial con la meta en la Sierra de la Pandora; la 15 que termina en el Alto Hoya de la Mora de la Sierra Nevada, de categoría espacial, tras 33 kilómetros de ascenso continuo; la 17  con final en el Alto de los Machucos y la 20, a un día del final, en el temido ascenso al Algliru, también de categoría especial.

Hay que anotar que las jornadas de gran montaña poco se parecen a las principales etapas de gran montaña del Tour de Francia en su rudeza y en su dificultad, en las que se acumulan ascensos de gran magnitud. Quizás la única con un perfil parecido es la penúltima con las escaladas de primera al Alto de la Covertoria y al Alto del Cordal antes del Angliru.