Lagos de Covadonga, tierra abonada para los colombianos

Este lunes, Nairo Quintana se convirtió en el cuarto pedalista colombiano en ganar en este mítico puerto.

Nairo Quintana con la malla del líder de La Vuelta. Foto: EFE

Lagos de Covadonga, una de las más icónicas subidas de la Vuelta a España, ha sido terreno fértil para los escaladores colombianos que han ganado esa fracción en cuatro oportunidades, las dos primeras con Luis Herrera, una más con Oliverio Rincón y ahora con Nairo Quintana.

Herrera, 'el jardinerito de Fusagasugá', uno de los pocos en ganar la montaña en el Giro de Italia, en la Vuelta a España y en el Tour de Francia, logró hacerse con el triunfó en Covadonga por primera vez el 11 de mayo de 1987 cuando además se vistió de líder de la carrera de la que luego fue campeón.

Posteriormente, en 1991, Herrera ganaría nuevamente la fracción que con 12,2 kilómetros y con una inclinación del 7,2 %, es una de las más duras del giro español.

Oliverio Rincón, otro de los escaladores de raza, clavó la bandera colombiana en Lagos de Covadonga al imponerse en la edición de 1993.

Desde el primer triunfo de Herrera pasaron 29 años para que otro 'escarabajo', en esta oportunidad Quintana, ganara la etapa y se vistiera de líder.

Desde 1983, este puerto ha hecho parte de la programación de La Vuelta a España 20 veces. En 2014, el triunfo fue para el polaco Przemyslaw Niemiec.

Todavía es pronto para saber quién será el ganador de la Vuelta a España que con el arribo a los Lagos de Covadonga llega a su meridiano.

Quintana tiene una renta de 57 segundos sobre su compañero de equipo Alejandro Valverde y 58 sobre el británico Chris Froome, lo que supone un resto de Vuelta cerrado por la calidad de los competidores que están en las posiciones de avanzada.