"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 9 horas

Lance Armstrong insiste que sin doparse es imposible ganar el Tour de Francia

El despojado de siete títulos del Tour de Francia dijo que él no es el "inventor" de esta práctica que altera el rendimiento físico en cualquier actividad deportiva.

El estadounidense no tuvo problema ni tapujos a la hora de la entrevista en el diario “Le Monde” de Francia. Declaraciones que sin duda calientan los ánimos a tan solo un día para que empiece la carrera de ciclismo más importante del mundo.

Es imposible ganar el Tour de Francia sin doparse, porque la carrera es una prueba de resistencia donde el oxígeno es la clave”. Así confesó el ex ciclista norteamericano al diario más popular del país galo.

El experimentado deportista, retirado de los libros y registros del ciclismo mundial, recalcó además que él no es el primero ni el último en consumir sustancias prohibidas para poder ganar y que “desde la antigüedad hasta siempre existirá en cualquier actividad deportiva”. Lamenta el deportista, que hasta hace pocos años era uno de los personajes más laureados en el mundo.

Las calientes declaraciones hicieron la elaboración de respuestas inmediatas sobre el tema. El director técnico del Tour, Jean-François Pescheux, aseguro a Efe, que desde 1999 antes de la carrera siempre salen a flote escándalos. “Se aprovechan del Tour”.

Hace una semana fue el alemán Jan Ullrich quien abrió fuego al confesar que había recurrido al dopaje sanguíneo. Eso lo dijo en declaraciones a la revista "Focus".

Pasados los días, una comisión senatorial francesa reveló que el francés Laurent Jalabert había consumido EPO a finales de los 90, en el apogeo de su trayectoria. Y hoy, un día antes del inicio de la carrera, el estadounidense Lance Armstrong afirma su dopaje y ataca contundentemente al ciclismo.

Y es que el más mínimo movimiento y cualquier declaración, cobra una repercusión excepcional gracias al Tour, que atrae todos los proyectores mediáticos del mundo.

"No nos han dicho nada que no supiéramos, que a finales de los 90 y principios de los 2000 hubo un periodo extremadamente oscuro en el ciclismo. Ya lo sabíamos", asegura uno de los directores del Tour, Christian Prudhomme, que envidia a otros deportes, donde la palabra dopaje ni se menciona, pero si se practica bastante.

La ronda francesa empezará a andar mañana en las rutas de Porto Vecchio al sur de Francia. La carrera cumplirá su centésima edición, un año único y especial en el que los organizadores soñarían con dejar atrás el fantasma del dopaje.

La 100º del Tour de Francia, se disputará desde el 29 de junio hasta el 21 de julio de 2013. Constará de 21 etapas para completar un recorrido total de 3.360 kilómetros.