Landa ganó la etapa y el colombiano Henao sigue líder

El gran favorito de la competencia, el boyacense Nairo Quintana, cedió en el pulso que mantiene con su compatriota y 'Purito' Rodríguez.

El ciclista vitoriano Mikel Landa se ha exhibido sobre las exageradas rampas del muro de Aia (2a) en el que terminó la quinta etapa de las 55 Vuelta al País Vasco, una jornada para el recuerdo en la que el gran favorito, Nairo Quintana, ha cedido en el pulso que mantiene con Sergio Henao, líder, y Joaquim 'Purito' Rodríguez, ganador los dos últimos días.

Ha sido una etapa espléndida de ciclismo, con dos carreras que han ofrecido unos momentos verdaderamente emocionantes. Por delante, la pelea por el triunfo parcial entre los 31 corredores que han formado la escapada del día y de la que ha salido vencedor Landa, emocionado con su triunfo ante sus familiares y amigos.

Por detrás, la lucha por la general, en la que se ha metido de por medio el prometedor Simon Yates, el primero del grupo de favoritos, y de la que han salido fortalecidos Henao y Purito.

Quintana ha sido el gran damnificado, cediendo 12 segundos con ambos y su condición principal candidato a un triunfo final en la carrera que, sin embargo, tampoco se puede descartar.

No obstante, acreditados especialistas como Simos Spilak, a 22 segundos, Ion Izagirre, a 28, Tejay Van Garderen, a 36, o Michal Kwiatkovski, unos de los grandes protagonistas de hoy, con una pérdida de 42 segundos, quizás alberguen también sus esperanzas.

Ya con el quinto clasificado, Michele Scarponi (Astana), a 22 segundos del líder, parece que la victoria definitiva se la jugarán mañana otra vez en la misma cuesta de hoy Henao, líder, Purito, con el mismo tiempo, Yates, a 7 segundos, y Quintana, a 12.

Landa ha llegado en solitario y pletórico a la de meta después de provocar el ataque definitivo entre los escapados y después de dejar una estampa preciosa y a Tim Wellens y Tom Danielson en la emocionante subida final.

Una ascensión en la que en un primer paso Kwiatkovski buscó un golpe de mano que llegó a asustar a los favoritos cuando se vio con su compañero Tony Martin de 'locomotora', pero en la que quedó claro que los más fuertes de la carrera son Henao, líder en las dos últimas etapas, y Purito.

Yates dejó entrever algo de lo mucho que se espera de él y Quintana que prioriza llegar bien al Tour de Francia o que se quiere jugar todo a la crono de mañana.
Tras unos intentos iniciales, se consolidó hacia el km.40 una escapada masiva de 31 corredores, una fuga peligrosa para la clasificación general porque Landa estaba a solo 5:08 del líder.

La presencia también de corredores como Tony Martin, Tom Danielson, Tony Gallopin, Julián Arredondo o los combativos Caja Rural Omar Fraile y Amets Txurruka podía hacer de una escapada tan numerosa una auténtica emboscada para los favoritos.

Y dejar en evidencia al SKY de Henao, al Katusha de Purito, al FDJ de Pinot y el Giant, los único equipos que no filtraron en ella a ninguno de sus corredores. Lo que obligó al Sky y al Katusha, que contaron con la ayuda del Movistar, a trabajar por detrás.

La fuga llegó a pasar de cuatro minutos, pero sus integrantes todavía tenían por delante los dos primeros pasos por la cuesta de Aia para confirmarse como opciones a ganadores de la etapa.

En la primera ascensión la etapa reventó en dos carreras preciosas. Por delante, Rein Taaramae seleccionó al grupo cabecero; y, por detrás, Michal Kwiatkovski le puso pimienta a la general arrancando muy pronto. Y más interesante se puso la cosa cuando Tony Martin le esperó descolgándose de la escapada para llevar al polaco campeón del mundo como si de ciclismo tras moto se tratase.

Martin fue recogiendo 'cadáveres' que se iban quedando de la escapada y tratando de recuperar lo perdido ayer en Eibar. Por delante, Landa buscaba la gloria y arrancó ya en la segunda subida a Aia con vocación de ganador, como demostró en la meta.

Mañana se disputará la sexta y última etapa de esta edición de la Vuelta a País Vasco 2015, la definitiva contrarreloj individual que suele decidir la carrera vasca.
Esta vez es de 18,3 kms., un recorrido que termina en el espectacular final de etapa de hoy, el kilómetro y medio del muro de Aia, con porcentajes superiores al 20 por ciento.