Publicidad
11 Feb 2022 - 1:55 a. m.

Lina Marcela Hernández: en sus dos cimas

La pedalista de 23 años se coronó por quinto año consecutivo campeona nacional de contrarreloj. Empezó en el patinaje y ahora es la ciclista más completa del país: brilla en la ruta y en la pista. Su historia.
Thomas Blanco

Thomas Blanco

Periodista Deportes
Este será el quinto año consecutivo en el que Lina Hernández lucirá la bandera de Colombia en su pecho.
Este será el quinto año consecutivo en el que Lina Hernández lucirá la bandera de Colombia en su pecho.
Foto: Éder Garcés- Fedeciclismo

Hace unos años, cuando Brayan Hernández, el reconocido pedalista del Colombia Tierra de Atletas, estaba preparando una Vuelta a Colombia, uno de sus amigos cercanos le dijo: “Ole, Brayan, te veo entrenando mucho con tu hermana... toca que salgas más veces solo por tu cuenta, porque ella te frena”. Tiempo después Brayan invitó a su amigo a una de las salidas y en una acelerada de la transmoto solo ella pudo seguirle el paso. Los dos hombres se quedaron atrás. Nunca le volvió a tocar el tema.

Ella es Lina Marcela Hernández, quien ayer se consagró por quinto año consecutivo como la campeona nacional de contrarreloj. Solo que esta vez, en su primer año con las mayores, conquistó la medalla de oro en la categoría élite. La ciclista más completa que hay en Colombia. “Estoy muy orgulloso de mi hermana, antes era ella la que me lo decía y ahora soy yo quien se lo dice. Tiene una mentalidad tan ganadora que me sorprende y lee muy bien las situaciones de carrera. Ha demostrado ser una ciclista de condiciones muy completas”, agregó Brayan, con quien además comparte equipo en el Tierra de Atletas.

Lina Marcela es una de las grandes pedalistas que tiene el país en la pista, su máxima pasión. “Es que a mí me encanta la pista, es lo que más me apasiona. En la ruta también lo hago bien y me gusta mucho. En la contrarreloj individual me divierto. Lo único que toca es estar de acuerdo con el entrenador de pista, de ruta y el seleccionador. Soy una muestra de que sí se pueden combinar ambas cosas para llegar al punto más alto de ambas. Solo hay que coordinar con los entrenadores”, apuntó Lina en charla con El Espectador desde Pereira, en los Nacionales de Ruta.

Lea: Ser velocista en Colombia: ¿una mala idea?

Y John Jaime González, el seleccionador nacional de pista, sabe que los dos rumbos de Lina Marcela son los correctos. Es una ciclista con un don especial. “¿Que si es la más completa del país? No tengo ninguna duda. No entiendo a las personas que le han dicho que debería enfocarse en alguna de las dos disciplinas. Solo miren a Filippo Ganna, el campeón mundial de crono y de persecución individual. La crono está para los grandes pisteros y mediofondistas. Los grandes escaladores ya es otro tema, Marcela es una corredora de media montaña, rodadora y contrarrelojera. Vamos muy bien con ella”.

¿Su mayor objetivo? Los Olímpicos de París 2024. ¿En qué dísciplina? “¡Espero hacerla en ambas! Por mí, estaría en todo (risas). Toca coordinar y entrenarse muy bien, ser juiciosa y hacer los puntos que necesitamos en pista. Ir a las Copas del Mundo, mundiales, en fin. Este año en la ruta vamos a aprovechar la licencia continental del Colombia Tierra de Atletas y esperamos poder competir en varias carreras en Europa”, complementó Lina.

Además de los cinco títulos de contrarreloj, la pedalista del Carmen de Viboral, la tierra más fértil de ciclistas colombianos, fue campeona nacional de ruta sub-23 en 2018, 2020 y 2021. Y el año pasado fue campeona panamericana de ruta y contrarreloj sub-23. Y hoy, por primera vez ante las más grandes, es una de las candidatas al oro en la prueba de ruta en Pereira. En 2020 ya se impuso ante las mejores: fue campeona del Tour Femenino, una de las dos carreras más importantes de ciclismo del país, y ganó una etapa en la Vuelta a Colombia. No le caben las medallas en la casa.

Los resplandores de Lina Marcela seducen, desde hace tiempo, a varios equipos europeos... pero no tiene afán. “Cuando me vaya a Europa quiero irme bien, a un equipo muy organizado. Irme con la certeza de que estoy llevando un excelente proceso. Quiero ir paso a paso por el tema de la pista, porque me gustaría correr algún critérium en Estados Unidos”.

Empezó en el patinaje, fue selección de Antioquia. Practicó la disciplina por seis años. “Lina es menor que yo, es increíble ver su proceso: en el patinaje tal vez le faltaba tanque y en el ciclismo lo explotó y es una dura”, rememora Fabriana Arias, la mejor patinadora del país y 16 veces campeona mundial.

Lea también: Egan Bernal y el milagro de poder caminar

Hasta que dio el salto definitivo al ciclismo, un deporte que, además de su hermano, practicaron sus dos padres. “A todos nos encanta el ciclismo desde siempre. Mi papá sale a montar, mi mamá también. Es bacano porque el apoyo es más grande y sobre todo te entienden... puedes llegar a contarles que estuviste en una fuga, que esta vez te tocó trabajar para alguien más y entienden las dinámicas del ciclismo”, reconoce Lina.

Y todos en su entorno destacan la calidez humana y profesionalismo de la corredora de 23 años. “Las condiciones que tiene son espectaculares, pero me quedo con la casta que tiene. Las ganas, ese ‘perrenque’ con el que nada le queda grande y por muy buena que sea la rival ella la ve de tú a tú y no hay nadie más grande que ella, por fuerte que sea. Y tampoco débil, sabe afrontar todas las situaciones. Las personas se adhieren a ella, es una gran líder y si tiene que ponerse la camiseta por alguien, lo hace, eso es muy valioso”, dice John Jaime González.

Nadie, ni ella misma, sabe el techo que tiene. Está en la cima de sus dos pasiones: la pista y la ruta. “Más que su hermano ahora soy su fan (risas)”, cierra Brayan Hernández de la ciclista más completa que tiene Colombia.

Síguenos en Google Noticias