Etapa trascendental en la ronda francesa

Llegó la crono de la que todos hablan en el Tour

Serán 27,2 kilómetros con salida y llegada en Pau, al norte de los Pirineos. Los últimos metros serán por una calle empinada que quebrantará la ilusión de más de uno. Egan Bernal y Nairo, a perder lo menos posible.

Geraint Thomas (der.), del equipo Ineos, es el favorito para vestirse de amarillo después de esta jornada. Egan Bernal (izq.) intentará ceder el menor tiempo posible. / AFP

El primer día de descanso del Tour (el martes pasado), Egan Bernal y Nairo Quintana dijeron las mismas palabras, como si se hubieran puesto de acuerdo: “Todo dependerá de la contrarreloj individual del viernes”. Pues llegó la hora para que los dos colombianos, menuditos, saquen ventaja en los repechos del trayecto con su potencia, pierdan lo menos posible en los sectores planos y empiecen a hacer cuentas para aterrizar sus planes en el Tour de Francia. El líder, Julian Alaphilippe, está tranquilo porque, en teoría, los 27,2 kilómetros le vienen bien por sus condiciones. También hay serenidad por los lados de Enric Mas, un escalador con talento para este tipo de pruebas. (Enric Mas, el ciclista que no quiere llamar la atención en el Tour de Francia)

Y mientras unos esperan alargar diferencias o recortar, otros, como Nairo, buscarán salir lo mejor librados posibles. José Luis Arrieta, el director deportivo del Movistar, ha repasado con el boyacense el recorrido, ha mirado dónde hay que ir a tope y en qué partes es mejor regular. “Se rodará rápido, pero los especialistas no tendrán una superioridad porque hay cuatro picos, sin mencionar el del final”. Arrieta se refiere a una calle empinada, luego de una curva cerrada a la izquierda, conocida para el lote y en la que muchos se han quedado en veces anteriores. “Primero te destroza la mente cuando la ves y luego las piernas cuando intentas subirla”.

Como corredor, José Luis no fue de los mejores, pero su talento de estratega hizo que tuviera papeles importantes en los equipos que integró. No era el hombre para pelear una general u otra clasificación, pero sí el que había que escuchar antes de un día clave, pues su pericia en la carretera suplía las falencias cuando iba sobre la bicicleta. “Habrá un panorama para crear una nueva estrategia. No se trata de defenderse, se trata de que el daño, si es que lo hay, sea el menor posible, y que queden restos para atacar en el terreno favorable”, apunta Arrieta con respecto a Nairo.

Tanto el corredor de Movistar como Egan rodaron el día de receso en la bicicleta de crono, con los antebrazos apoyados en el manillar y el cuerpo bien recto, un previo a lo que sucederá este viernes, porque hay que crear memoria para después tener de dónde agarrarse. “En la que fue por equipos no se tuvo el resultado esperado, pero ahora cambia porque eres tú solo y hay pedazos en los que podemos sacar provecho”, asegura Quintana. El líder de la escuadra española habla con propiedad de lo que tendrá que pasar, de la subida a Cériset, a Medout, a la cima de d’Esquillot y el cierre en la Rue du Maquis Le Béarn. (El hombre que cuida las piernas de Nairo en el Tour de Francia)

“Creo que es algo de vatios relativos y no absolutos. Por eso los grandotes no la pasarán nada bien”, resalta Arrieta. Esta afirmación tiene lógica, ya que, por más que sea una prueba de velocidad, el que tenga más potencia (vatios absolutos) no tendrá ventaja. Todo lo contrario, su peso disminuye la capacidad de arranque en los repechos y ahí es donde vale ser ligerito. Los cambios de ritmo desgastan a los de torso grande y piernas musculosas, y así quieran ir al límite, el organismo se encarga de poner la barrera. “El sube y baja cambia los valores y se necesita tener las sensaciones claras para saber qué hacer, dónde apretar, en comparación con los rivales, y estar ubicados en una buena casilla”, concluye Arrieta. Nairo y Egan saben que van a perder, por lo que la idea es tener el mal menor. Y eso que algunos hablan de hasta un segundo por kilómetro.

Entiéndase por vatio la unidad por la cual se mide el talento de un ciclista, en solitario y sin la ayuda del pelotón. Cuando hay que subir, los más livianos, teniendo en cuenta la fuerza de gravedad, sacan provecho, pero contra el viento el peso es irrelevante y entra en juego la aerodinámica, que va de la mano con la corporalidad, con lo grande y corpulento que un corredor puede ser. El más grande produce más vatios y le va mejor en el llano.

Geraint Thomas sigue muy fuerte

El ciclista británico, campeón actual de la carrera, se limita a hablar con la prensa de su país. Y eso que han pasado días en los que prefiere quedarse en el bus ante el acoso de las cámaras. Por ahora, el Ineos tiene control de todo y, de seguir, así Geraint, contrarrelojista antes que escalador, llegará de amarillo a los Campos Elíseos. ¿Y Egan Bernal? Pues para la mejor escuadra del mundo sería un triunfo más que el cundinamarqués se meta entre los tres mejores, con Geraint en el primer cajón. “Hemos sido claros desde un comienzo y en lo que va del Tour se ha pedaleado para eso: tener a Thomas y a Bernal en lo más alto. Si uno falla, el otro respalda, pero si los dos no fallan, pues iremos igual”, apunta Nicolás Portal, director deportivo.

Los periodistas ingleses creen que Geraint puede ganar este viernes la crono y que de hacerlo estaría sentenciando su segundo Tour. Ya en la montaña tendría a un Egan muy fuerte controlando los ataques y protegiéndolo, como lo hizo hace un año con Chris Froome. Sí, es pronto para decirlo, pero los británicos se han vuelto expertos en tomar mínimas ventajas y mantenerlas hasta el final, en otras palabras, son mejores defendiendo que atacando. (Dave Brailsford, el caballero del ciclismo mundial)

En la montaña que ya pasó todo el Ineos (los nueve corredores) estuvo al frente, mientras otras escuadras se fueron desgranando con la rudeza de la carretera. Desde el español Jonathan Castroviejo al italiano Gianni Moscon, el nivel es parejo y estarán dispuestos a sacrificar al que sea con tal de que Thomas vuelve a festejar en los Campos Elíseos de París. La camiseta blanca como mejor joven para Egan, de por sí, ya es un premio.

Le puede interesar: "Colombianos en el Tour de Francia: de "Cochise" y Lucho Herrera a Nairo y Egan Bernal"

871641

2019-07-18T21:55:16-05:00

article

2019-07-19T15:56:28-05:00

[email protected]

none

Camilo Amaya - enviado especial a Pau

Ciclismo

Llegó la crono de la que todos hablan en el Tour

49

6766

6815