Los 'Cuatro Fantásticos', en busca del Tour de Francia

A partir del próximo sábado 4 de julio, Nairo Quintana, Vicenzo Nibali, Chris Froome y Alberto Contador saldrán en busca de la Gran Boucle.

Nairo Quintana, uno de los 'Cuatro Fantásticos' que luchará por el Tour. Foto: AFP

La edición 102 de Tour de Francia, que comenzará el próximo sábado en Utrecht (Holanda), promete un intenso duelo entre los "4 Fantásticos" que aspiran a la victoria en la carrera ciclista más importante del mundo.

Entre esos cuatro máximos favoritos al triunfo en París (el 26 de julio) figuran los dos últimos ganadores de la Gran Boucle (el italiano Vincenzo Nibali en 2014 y el británico Chris Froome en 2013), el corredor con mayor proyección del pelotón (el colombiano Nairo Quintana, segundo del Tour-2013) y el mejor ciclista de la última década (el español Alberto Contador, ganador de dos Tours, dos Giros y tres Vueltas).

"Hay muchas ganas" de que el pelotón eche a rodar dentro de una semana en Utrecht, admite el director de la carrera, uno de los que han adoptado la expresión de los "4 Fantásticos" para definir a los aspirantes.

"Los resultados y la fisonomía de las carreras de estas últimas semanas no han hecho sino acentuar estas ganas", subraya Prudhomme sobre la victoria de Contador en el Giro de Italia o de Froome en la Dauphine, donde Nibali explotó al pelotón en una de las etapas.

Las trampas de la primera semana

Un año después del éxito obtenido con el comienzo de la carrera en Yorkshire (Gran Bretaña), Utrecht, donde las bicicletas forman parte de la vida diaria, ultima los preparativos para acoger la salida de una carrera que comenzara por sexta ocasión en Holanda (la primera fue en Ámsterdam en 1959).

Para la ocasión, el rey de Holanda ha previsto desplazarse a la ciudad del centro del país, así como varios ministros, tanto franceses como neerlandeses, que aprovecharán para celebrar una cumbre económica bilateral.

Tras la crono individual inaugural de 13,8 kilómetros, la única en esta 102ª edición del Tour, la carrera tendrá una primera semana de etapas completamente llanas, pero desde la Zelanda holandesa a la Bretaña francesa, pasando por el muro de Huy en Bélgica, la Normandía y el norte de Francia, el terreno es muy variado para los rodadores y velocistas, entre los que no estará el alemán Marcel Kittel, no incluido por su equipo.

Los escaladores y los candidatos al podio temen estos primeros días, en lo que lo importante en no perder tiempo respecto a sus rivales y, sobre todo, llegar sanos y salvos a la montaña.

Especialmente peligrosa en la cuarta etapa, cuando los corredores tendrán que circular por varios sectores de adoquinado camino de Cambrai, donde suelen producirse caídas y cortes en el pelotón.

No será hasta el 14 de julio, al día siguiente de la primera jornada de reposo, cuando la montaña tome protagonismo absoluto de la carrera.

El sueño africano

Tres etapas pirenaicas con dos llegadas en alto (La Pierre-Saint-Martin y Plateau de Beille), una transición por el Macizo Central (Rodez, Mende) y el desenlace de la carrera en los Alpes, con cuatro jornadas de alta montaña, precedidas por la etapa con final en Pra Loup, donde el francés Bernard Thévenet destronó al gran Eddy Merckx en 1975.

La subida al Alpe d'Huez en la víspera de la llegada a París pondrá colofón al periplo alpino, aunque la organización ha tenido que renunciar a última hora a subir el Galibier por un corrimiento de tierras, sustituyéndolo por la Croix de Fer.

Todo indica que un escalador ocupará el lugar más alto del podio de París tras los 3.360 km de carrera distribuidos en 21 etapas.

Un total de 198 corredores tomarán la salida, nueve por cada uno de los 22 equipos participantes, entre ellos el sudafricano MTN-Qhubeka, que se convertirá en la primera formación del continente africano en disputar un Tour de Francia.

Millones de personas en los 190 países en los que se ofrecerán imágenes de televisión seguirán las andanzas de los ciclistas, como cada mes de julio, en una carrera en la que Nairo Quintana aspira a convertirse en el primer ciclista latinoamericano en vestir el preciado maillot amarillo en París.