"Es más difícil ganarle a un grupo de amigos que a uno de profesionales": Esteban Chaves

El pedalista bogotano, segundo en el Giro de Italia de este año, hace parte de la selección olímpica de ruta en Río 2016 junto a Rigoberto Urán, Sergio Luis Henao, Jarlinson Pantano y Miguel Ángel López.

Esteban Chaves, ciclista de la selección colombiana de ruta en Río 2016. /Cortesía FCC

Hay empatía, conocimiento y amistad en el grupo que conforma la selección olímpica de Río de Janeiro. Salvo Miguel Ángel López, quien forma parte de una nueva camada de jóvenes talentos, el resto han compartido experiencias desde su proceso formativo. Sergio Luis Henao, Jarlinson Pantano y Esteban Chaves pasaron por la escuela ciclista del Colombia es Pasión, y Rigoberto Urán, quien partió prematuramente a Europa, siempre estuvo cerca de sus compatriotas. De hecho, hace cuatro años en Londres, conquistó una histórica plata con la ayuda invaluable de Henao.

Se conocen bien y saben cómo rodearse para afrontar una carrera en la que el interés radica en poner al país en la cumbre de las justas deportivas más importantes del planeta. “Tenemos la oportunidad de estar en unos Juegos Olímpicos, que para cualquier deportista es el logro más grande. Estar en la línea de partida es muy especial… nunca sabes si vas a asistir a unos Olímpicos y ser parte de la selección es increíble”, dijo Esteban Chaves, actual subcampeón del Giro de Italia.

El bogotano es una figura que ha sabido cautivar al mundo con su sonrisa y su coraje. Y pese a que no hace más de tres años estuvo a punto de despedirse del ciclismo, hoy emerge como una pieza clave para la conformación de los seleccionados nacionales, en un momento brillante del ciclismo colombiano.

“Tenemos que vivirlo con tranquilidad, es muy importante para el país, muy importante para el ciclismo y muy importante para el deporte colombiano. Pero tenemos que vivirlo con tranquilidad y seguir trabajando. Tampoco es el fin del mundo, hay que seguir adelante”, afirma el ciclista del Orica BikeExchange y contempla con entusiasmo el panorama de cara a la competencia.

“Normalmente todo el mundo habla de un circuito muy difícil, jodido, con subidas bastante duras, un pedazo en pavé y que al parecer es un circuito atípico para una carrera de un día y que parece beneficiarnos”, analiza.

Respecto al equipo y a la ausencia de Nairo Quintana, agregó: “es una lástima por Nairo que se pierda unos Juegos Olímpicos, porque nunca sabes si vas a asistir a una olimpiada en tu vida. Pero llega Pantano con su alegría, con el gran rendimiento que tiene ahora y con una súper forma. Seguramente tendremos un buen desempeño”.

Y de Río, donde el calor sudamericano será un ingrediente especial, espera sentirse anfitrión: “Espero (sonríe), nunca será como en casa, pero seguramente nos vamos a sentir muy bien, tenemos un grupo de amigos, somos cinco y ya nos conocemos muy bien. Y seguro es más difícil ganarle a un grupo de amigos que a un grupo de ciclistas profesionales”.

 

 

últimas noticias