Miguel Ángel López intentó descontar tiempo en la etapa 16 del Tour 2020

Noticias destacadas de Ciclismo

En los metros finales, el ciclista del Astana atacó al grupo de favoritos, pero, a pesar de pasar primero que todos, no pudo descontar algunos segundos.

En el segundo día de descanso, Miguel Ángel López fue claro, pero en esa claridad se le notó quizá una frustración. “El Jumbo Visma nos lleva a tope”. El boyacense, acostumbrado a esos ataques fuertes y certeros (los ha mostrado en el Giro y en la Vuelta), intentó hacerlo este martes en el Tour de Francia, en los últimos metros.

El líder del Astana salió disparado antes de la meta de la etapa 16, pero, por más fuerte que pareció el cambio de ritmo, por más que hubo ilusión de arañar algunos segundos en la clasificación general (es cuarto), Tajed Pogaçar cerró el hueco y, a su rueda, Primoz Roglic y el resto de favoritos.

Superman intentó dar espectáculo, así fuera al final, como obliga la estrategia de carrera de un Jumbo Visma demoledor, pero los demás están igual o hasta más fuertes.

De hecho, el equipo del líder ha obligado a que las arremetidas, por más que sea pulsionales, tengan una base racional, es decir, que se hagan cerca del final porque antes, o mucho antes, es casi que arriesgarlo a perderlo todo.

Rigobert Urán, tercero por ahora, ingresó también con el grupo principal y sigue con su estrategia: aguantar y aguantar.

Quienes no pudieron aguantar fueron Nairo Quintana y Egan Bernal, que volvieron a ceder tiempo. El hombre del Arkéa Samsic llegó en el puesto 36, a menos de 30 segundos de Roglic y compañía, y el ciclista del Ineos Grenadiers cruzó en la casilla 127, ya pensando en lo que podría ser un triunfo de etapa.

Así las cosas, Quintana cierra el top 10 de la general a 5:43 de Roglic, mientras que Bernal es 16 a 19:04.

Comparte en redes: