Miguel Ángel López renovó con el Astana y será líder del equipo en el Giro de Italia

El pedalista boyacense, que este año ganó dos etapas de Vuelta a España, fue confirmado como jefe de filas para la primera grande de la temporada.

Miguel Ángel López, ciclista del equipo Astana. AFP

En Astana, capital de Kazajistán, Miguel Ángel López hace su pretemporada. El pedalista colombiano se prepara para demostrar al máximo esas cualidades que enseñó en la Vuelta a España de 2017, en la que ganó dos etapas y voló a pesar del poco tiempo que tuvo para prepararse, debido a la lesión en la pierna izquierda y a la caída que sufrió en la Vuelta a Suiza. Es un corredor con un futuro enorme y así lo sabe su equipo, el Astana, que renovó su contrato hasta 2020 y lo tendrá como líder del Giro de Italia 2018.

Miguel Ángel López, de 23 años, vencedor en las cimas de Calar Alto y Sierra Nevada y octavo en la ronda española, fue nombrado jefe de filas para el Giro por el director Alexandre Vinokourov, quien confía en el ciclista de Pesca para luchar por el podio. "Tiene todo lo que necesita para hacerlo bien: talento, perseverancia, espíritu de lucha, es un gran escalador y tiene una contrarreloj fuerte, solo necesita tiempo y experiencia", dijo Vinokourov.

Será la tercera gran vuelta de 'Supermán' López. Debutó en Vuelta a España en 2016 pero un accidente lo sacó de competencia, en 2017 repitió en esta carrera, ganó dos etapas y finalizó en la octava plaza. Fue uno de los ciclistas destacados. De ahí nació la apuesta del equipo por lanzar al pedalista colombiano, que apuesta por el boyacense para el Giro de Italia, el cual será el primero en su carrera. Ante la ausencia del italiano Fabio Aru, el encargado de liderar el equipo en el Tour de Francia será el danés Jakob Fuglsang, de 32 años, quien fue séptimo en la edición de 2013.

El 2017 fue un año difícil para Miguel Ángel López. No tuvo mucho tiempo sobre la bicicleta, sin embargo, en Suiza antes de caerse brindó espectáculo en la prueba reina y en el Tour de Austria se quedó con la victoria en Kitzbüheler Horn. Después vinieron sus triunfos en la Vuelta a España. Tras la última grande el equipo decidió darle descanso y en las últimas semanas se concentró en Astana para preparar la temporada 2018, que tiene como gran objetivo el Giro de Italia.