Iván Duque es el nuevo presidente de Colombia: Marta Lucía Ramírez, su vicepresidenta

hace 4 horas

Nairo afirma que la etapa de este sábado será "más fácil de controlar"

Tras la quinta fracción, el pedalista colombiano se mantuvo en lo más alto de la clasificación general de la Vuelta a Cataluña.

Nairo Quintana es el líder de la competición catalana a falta de dos etapas. / AFP

El colombiano Nairo Quintana (Movistar), que este viernes ha mantenido el maillot de líder de la Volta Ciclista a Catalunya, ha asegurado que en las dos últimas etapas tendrá que estar "atento" a los movimientos del español Alberto Contador, su máximo rival en la clasificación general.

Tras la quinta etapa de la ronda catalana, con inicio en Rialp y final en Valls, el jefe de filas de Movistar ha mantenido sin problemas la primera posición en la clasificación general, con 7 segundos de ventaja con respecto al pinteño, segundo en la clasificación general.

"Fue una etapa bastante difícil de controlar. Sabíamos que se haría una fuga y los otros equipos aprovecharían para atacar. Tenían seis hombres muy rápidos en la escapada", ha explicado tras la etapa que se ha llevado el holandés Wouter Poels.

En este sentido, Quintana ha reconocido que la de este viernes era la etapa más complicada de las últimas tres jornadas de la carrera.

"Posiblemente era la más difícil ya que la llegada era muy complicada. Hoy, además, estábamos atentos al viento. Esperamos salvar los próximos días", ha explicado Quintana, quien ha admitido que la de mañana será "una etapa más fácil de controlar" en la que espera que sus rivales sientan el cansancio.

Sobre la posibilidad de que Contador pueda darle caza en las dos últimas etapas, Quintana prevé que el madrileño intentará discutirle la victoria. "Contador se va a mover como lo ha hecho hoy y tengo que estar atento. Es capaz de todo", ha añadido.

De hecho, el pinteño ha conseguido este viernes reducir en un segundo la diferencia con respecto al colombiano después de hacerse con una bonificación en el esprint intermedio de Àger, a 118 kilómetros de la meta.

Por ello, Quintana está preparado para controlar los ataques del pinteño en los puntos intermedios. "Tengo que estar cerca de él para cualquier momento. Si me toca controlarlo en un intermedio, tendré que hacerlo", ha concluido.