Nairo, Froome y Contador, tres estilos distintos tras un objetivo: ganar el Tour

Los tres pedalistas son los candidatos a llegar de amarillo a los Campos Elíseos el próximo 24 de julio.

Nairo, Froome y Contador, favoritos a ganar el Tour. Foto: AFP

Nairo Quintana, Chris Froome y Alberto Contador son los tres favoritos a ganar el Tour de Francia 2016. Cada uno encarna un estilo diferente. Los tres son pedalistas notables, que auguran emoción y espectáculo en los puertos de una de las ediciones más abiertas del Tour de Francia. Pero ¿cuál es mejor escalador? las opiniones de los especialistas no suelen coincidir. "Para mí Quintana es el número uno", responde Yvon Ledanois, director deportivo del BMC.

"El verdadero escalador no es el que sube los puertos a 25 kilómetros por hora de velocidad media, sino el que es capaz de atacar, de ralentizar, y de atacar de nuevo. Esta técnica es la peor para los corredores que no tienen la capacidad de hacer este tipo de esfuerzos", explica Ledanois. "Froome también puede hacerlo pero no de forma natural, al contrario que Quintana. Contador también es capaz de ese género de ejercicio pero un poco menos que antes", agregó.

Philippe Mauduit, que dirigió al corredor madrileño, no tiene la misma opinión: "Contador es el mejor de todos, el prototipo de escalador", aunque reconoce que "hoy la fuerza de Quintana es quizá su juventud". Froome se situaría en otra escala. "Él es más bien una apisonadora", compara Mauduit. "Pega un ataque y se escapa. Tiene virtudes de rodador que los otros no tienen, o no todavía, lo que le permite mantener una intensidad durante más tiempo que Contador o Quintana".

Gestos diferentes

Hoy en día los escaladores candidatos al maillot amarillo del Tour deben ser polivalentes y manejarse en la contrarreloj. Los tres favoritos han ganado contrarrelojes a lo largo de su carrera. Incluso Quintana, a priori el menos fuerte de los tres en la especialidad, ya ganó hace unos días en la segunda etapa de la Ruta del Sur.

Los tres difieren también por su gestualidad cuando las carreteras miran hacia arriba. Contador asciende bailando sobre su bici, en un estilo estético característico suyo. "Es realmente bonito de ver", se extasia Alain Gallopin, otro de sus exdirectores deportivos. Froome prefiere -hasta ahora- mantenerse sentado sobre el sillín, y pedalear con una impresionante cadencia que le asimila a un 'molinillo'. Quintana se sitúa entre ambos extremos, y destaca por acusar menos los efectos de la altitud tras haberse criado y vivir una parte del año en la cordillera de los Andes.

Pero los tres son capaces de cambiar el ritmo en una ascensión de forma violenta e imprevisible. Aunque Froome tiende a atacar para finiquitar el trabajo de desgaste realizado por sus compañeros de equipo. Para zanjar el debate, el director deportivo Vincent Lavenu (AG2R La Mondiale), responde: "Es difícil establecer una clasificación porque son tres grandes escaladores. Pero, para mí, Quintana es el mejor del mundo. Si miramos con detenimiento su forma de correr, es él el más capacitado para marcar la diferencia".