Nairo: "He entrenado para responder a los ataques de Froome"

El Tour entra en la batalla de montaña. Los Pirineos serán los primeros jueces.

Nairo Quintana previo a la salida de la séptima etapa en el Tour de Francia. Foto: AFP

Las montañas son asfalto que de repente empieza a pegarse a las ruedas y cuesta cada vez hacerlas girar, y la luz quema, y las sombras abruptas de las laderas y de los árboles crean contraluces cegadores, y los ciclistas saben que el Tour ya es otra cosa, aunque siga pareciendo lo mismo.

Este viernes se inicia la lucha en la alta montaña y todos los ojos del Tour apuntan a la lucha Nairo-Froome. Se se espera una lucha cabeza a cabeza entre los dos candidatos a ganar la edición 103 de la ronda francesa. Para esta fracción se esperan los primeros zarpazos del líder del equipo Sky como lo hizo en Les Domaines en 2013 y en La Pierre de Saint Martin en 2015. Para esto Nairo Quintana dice estar "preparado".

"Cuando se va es difícil seguirle, pero he entrenado específicamente para responder a sus ataques y no perder terreno", afirma Quintana, que tiene entre sus recuerdos del Tour que en el Mont Ventoux, y La Pierre Saint Martin, fue el ciclista que perdió menos tiempo respecto al británico. "Aquel recuerdo no es suficiente, lo importante es que he madurado como ciclista y aprendido a manejar los esfuerzos, y saber en qué momento hay que estar al cien por ciento para actuar", explicó.

El Tour entra en la batalla de montaña. Los Pirineos serán los primeros jueces. Quedarán luego los Alpes, pero tal vez el zarpazo de Froome no espera tanto. Quintana ha entrenado ese momento. Preparado para la respuesta.